Reabren la histórica Iglesia de Chiu-Chiu

Templo más antiguo del país fue sometido a un trabajo de recuperación de paredes y techumbre, obras ejecutadas por la comunidad atacameña, la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, Minera El Abra y el Consejo de Monumentos Nacionales.

 

Iglesia de Chiu-ChiuTras un exhaustivo trabajo de especialistas, entre lo que se cuentan arquitectos restauradores, fabriqueros y expertos en patrimonio, el poblado indígena de Chiu Chiu recuperó su iglesia, considerada la más antigua del país, la cual había sufrido un grave atentado vandálico.

Publicidad

Gracias a un trabajo asociativo emprendido por la comunidad atacameña, la Corporación de Cultura y Turismo de Calama (CCTC), Minera El Abra operada por Freeport McMoRan y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), los especialistas limpiaron y restauraron las zonas afectadas, principalmente las paredes exteriores y el techo, los cuales habían sido rayadas con pintura spray fosforecente, obligando al cierre temporal para los feligreses y turistas.

Los trabajos fueron inaugurados con una simbólica ceremonia en la que participó la comunidad en pleno, la cuál fue encabezada por autoridades regionales como la Seremi de Cultura, Gloria Valdés; la directora ejecutiva de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama (CCTC), Alejandra Zuleta; el jefe del Área de Patrimonio de la CCTC, René Huerta; el gerente de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Minera El Abra, Yuri Rojo; y el presidente de la comunidad indígena de Chiu Chiu, Osvaldo Galleguillos.

De esta forma se dio cumplimiento a cabalidad  de lo indicado en la Ley 17.288 de Monumentos Nacionales, respecto de daños patrimoniales. René Huerta, Consejero Regional de Cultura y jefe del Área de Patrimonio de la CCTC, explicó “Parte de estas acciones asociativas se relacionaron con la denuncia a la PDI a través de la Brigada de Delitos Medio Ambientales (Bidema), el respectivo Informe de Daños con equipo técnico de la CCTC, conservador y arquitecto, y la postulación de la  propuesta de remoción del graffiti ante el Consejo de Monumentos Nacionales, la utilización de Ley de Donaciones Culturales para apalancar recursos, y la correcta ejecución de las obras en los tiempos planificados. Estos es un importante aprendizaje para futuros proyectos de esta índole”.

En este sentido, se explicó que estos trabajos efectuados en Chiu Chiu y financiado por Minera El Abra, son la antesala de un proyecto mayor, que en el mediano plazo considera la instalación de señalética y una campaña de promoción del cuidado de este Monumento Nacional, donde además se pondrá en relieve su importancia histórica y el valioso patrimonio que atesora, donde resaltan cuadros, retablos y santos de más de 400 años de antigüedad.

La Seremi de Cultura, Gloria Valdés, agregó que “el proyecto incluye la señalética de la localidad incorporando su Iglesia y la Zona Típica, como también material de difusión que refuerza lo asociado al patrimonio y el trabajo realizado en esta situación en la iglesia. Es decir, queremos crear conciencia de la importancia de conservar, proteger, cuidar y educar en torno a los Monumentos Nacional y el patrimonio en general”.

Paralelamente, la comunidad atacameña, la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, Minera El Abra y el Consejo de Momumentos Nacionales, más el Gobierno Regional, prepararán un plan de trabajo técnico, donde se incluyen informes arqueológicos, para dar paso a la restauración y recuperación de la iglesia en su conjunto.

El Gerente de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Minera El Abra, Yuri Rojo Galleguillos, precisó que “otro aspecto destacable y distintivo de los proyectos que estamos emprendiendo en las comunidades indígenas, en el caso específico de Chiu Chiu y su iglesia, es la participación comunitaria como elemento relevante en el desarrollo del proyecto, crucial para el trabajo de restauración donde dialoga el conocimiento científico y técnico de los especialistas por un lado, y el conocimiento vernáculo de estos agentes comunitarios en lo que respecta a su conocimiento en construcciones y materialidades locales utilizadas ancestralmente. Y la empresa, articulando los recursos y aportando expertos, especialmente en el area de arqueología”.

Se enfatizó que a través de la metodología de trabajo del aprender hacienda, permite intercambiar conocimiento y fortalecer el trabajo óptimo en una situación de daño patrimonial como el ocurrido en Chiu Chiu.

Finalmente el jefe del Área de patrimonio de la Corporación de Cultura y Turismo, René Huerta, explicó que este trabajo no concluye con los arreglos afectuados al templo, sino que además es una oportunidad de comenzar a generar conciencia en pobladores, turistas y visitantes, de lo importante que es preservar el patrimonio cultural, y entregarles herramientas para protegerlo.

“A pesar de lo terrible que fue este rayado, hemos propuesto a través de un informe técnico detallado,  algunos conductos que serán de gran ayuda para la comunidad. Nuestro interés no termina con los arreglos efectuados, sino que además, sea esta una oportunidad de seguir mejorando este importante patrimonio cultural no sólo de los pobladores de Chiu Chiu, o de sus cercanías, esto también es muy importante para el país, y generar conciencia en este tema, y por ende en te documento proponemos medidas y lineamientos, para que en conjunto la comunidad y autoridades puedan  dar curso a esto”.