Los millonarios aranceles que endeudan a los estudiantes de Antofagasta

La carrera más cara en Antofagasta es Medicina, con un valor que supera los cuatro millones de pesos anuales. Geología y Arquitectura no se quedan atrás.

No es un secreto que la educación superior en nuestro país ha disparado sus precios, es esta la principal demanda de los movimientos estudiantiles del último tiempo, y que han trascendido en la comunidad, pasando a ser reclamos y demandas ciudadanas.
Nuestra ciudad es un de las ciudades con mejor nivel económico del país, pero este nivel económico no trae solo beneficios, la desigualdad social es amplia, es dentro de esta desigualdad que se enmarca la educación, donde pocos chilenos tienen la posibilidad de acceder a la Universidad.

En la Universidad Católica del Norte, uno de los aranceles más bajos corresponde a carreras como Ingeniería en Ejecución Metalurgia, Analista Químico, entre otras, con un arancel anual (referencia 2012) de $2.268.000, y en los más altos se encuentran carreras como Geología y Arquitectura, con un arancel de $2.754.000.

Pero los mayores excesos se aprecian en aranceles anuales de la Universidad de Antofagasta, donde las carreras de Medicina y Odontología superan los $4.000.000 en su arancel, y donde la carrera más “económica” bordea $1.839.000, Bachillerato en Ciencias.

Publicidad

Y si usted cree que los precios se detienen aquí, se equivoca, pues aún no se anuncia el alza de los aranceles para el 2013, aumentando aún más las dificultades de estudiar y sacar un título profesional.

Precisamente esto motivó la toma que realizaron los alumnos de la Universidad de Antofagasta, que fue depuesta hace pocos días. “Con las fuerzas reales que contábamos no logramos doblar la mano a rectoría, no concretamos los objetivos de nuestra lucha, pero si conseguimos cosas mínimas. Esta lucha no puede centrarse en sí misma, tiene que tomarse como parte del 2011 por la gratuidad en la educación y contra la herencia de Pinochet”, comentó al respecto Daniel Vargas Downing, vocero de la toma.

Así es nuestra ciudad, Antofagasta, donde las carreras universitarias son para algunos que pagan cómodamente, mientras otros se atormentan sabiendo de la deuda millonaria que les dejará, cumplir el sueño de ser profesional, y donde las sandías redondean los $13.000 pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here