Indignación en Antofagasta por prolongado corte de agua potable

Miles de habitantes de la capital regional se vieron desprovistos del vital elemento por más de 24 horas. Autoridades no han mencionado sanciones a la empresa, mientras los vecinos temen brote de enfermedades ante la imposibilidad de utilizar los servicios sanitarios.

Vecinos de la capital regional se vieron impedidos de lavarse las manos, cocinar o limpiar sus domicilios.

Molestia y preocupación ocasionó en los habitantes de Antofagasta, el prolongado corte en el suministro de agua potable que afectó a diferentes sectores de la capital regional extendiéndose por más de 24 horas en algunos sectores.

El corte en el suministro comenzó a las 15:30 horas del sábado extendiéndose durante todo el domingo, afectando a miles de habitantes de la zona norte y centro de La Perla del Norte, muchos de los cuales denunciaron la falta de respuestas y soluciones por parte de la empresa privada Aguas Antofagasta, concesionaria de la distribución del vital elemento.

La citada empresa intentó minimizar el problema explicando que el corte en el suministro se debería a una “rotura de matriz” y que afectaría apenas al 3% de la población, agregando que en todo momento estuvo informando a través del fono consulta y las redes sociales, versión que fue desmentida por vecinos.

Publicidad

Al respecto, la alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, indicó que se encontraba muy preocupada con esta situación y que el problema debiera sanearse durante horas de la madrugada. Asimisno, confirmó que los sectores afectados fueron Bonilla Bajo, La Chimba, Centro Oriente y Río de Janeiro, coordinándose la entrega de agua potable a esos sectores mediante camiones aljibes.

Esta situación de mal servicio por parte de empresas que terminan afectando a los habitantes de la ciudad no es nueva. Al respecto, la concejal Elivia Silva (PC) denunció que durante el año nuevo también se debieron soportar cortes en el suministro eléctrico, por lo que llamó a los vecinos a organizarse para exigir compensaciones a las empresas responsables.

“La comunidad paga por su servicio, el que debe ser de calidad, la que podría aumentar si el recurso hídrico volviera a las manos del Estado. Esto mismo ocurrió en el Año nuevo con el corte de la Luz. Toda esta problemática conllevó a que las personas se han comenzado a agrupar para efectuar demandas en su legítimo derecho a efectuarlo”.

Mediante las redes sociales, los antofagastinos hicieron sentir toda su indignación por la situación.