Asamblea Ciudadana de Calama envía ultimátum a La Moneda

“Ya las gestiones no van a ser diplomáticas… van a ser en las calles”, señaló el alcalde Esteban Velásquez.

 La Asamblea Ciudadana de Calama encabezada por el alcalde de dicha comuna, Esteban Velásquez, partió este lunes con rumbo a Santiago y Valparaíso para hacer entrega de una carta que manifiesta la indignación loína, dejando en claro que si no son atendidas las demandas seguirán las movilizaciones.

“Calama ha recibido un trato injusto de parte del estado de Chile y lo hemos dicho en todos los tonos, independiente del gobierno de turno. Aquí se ha extraído y beneficiado de la bonanza de un mineral, que para “bendición” nuestra abunda en la zona, pero almismo tiempo, se ha abusado de otros recursos como el agua, prácticamente agotando el Río Loa, castigando la escasa pero importante agricultura de la zona al tiempo que se ha contaminado y deteriorado nuestra calidad de vida, ya menoscabada por las condiciones naturales intrínsecas de nuestra ciudad oasis”, señala un extracto del mensaje al presidente.

 Dicha delegación  llegó a eso del medio día a la Plaza Colón de Antofagasta, donde algunos concejales y ciudadanos los recibieron en señal de apoyo. Mañana, en tanto, estarán en La Moneda entregando la misiva, para que posteriormente, a las 16:00 hrs, estén reunidos con el candidato presidencial del partido Progresista (PRO), Marco Enríquez-Ominami.

Publicidad

“Estamos esperando que cumpla su palabra con Calama (Sebastián Piñera)… el prometió un verdadero fondo de desarrollo y una verdadera compensación para la comuna, y nosotros entendemos que esa compensación debiera llegar de los recursos que genera el cobre… Se lo vamos a recordar ua vez más con la asamblea ciudadana… es un ultimátum, en razón de eso ya las gestiones no van a ser diplomáticas… van  a ser en las calles”, señaló Esteban Velásquez, Alcalde de Calama

El día miércoles la comitiva tendría el último traslado hacia el Congreso, donde se reunirán, entre otros, con la precandidata DC Ximena Rincón.