La región de Antofagasta dijo no al lucro y si a la educación gratuita

Multitudinarias marchas se produjeron en Antofagasta y Tocopilla, las cuales tuvieron un carácter pacífico. En Tocopilla el propio alcalde de la ciudad se unió a la marcha, mientras que en Antofagasta autoridades de gobierno y la alcaldesa cerraron las puertas a los estudiantes. En Calama la convocatoria fue baja.

La marcha en Antofagasta. Revista Fill.

A pocas horas de comenzar la manifestación, la consigna que más se escuchaba era una sola: La lucha de los estudiantes chilenos iniciada el año 2011 recién está comenzando.

Y así se expresó este jueves en las calles de la región de Antofagasta, donde miles de estudiantes en conjunto con profesores y dirigentes sociales, se dieron cita para exigir al gobierno y los candidatos presidenciales,  una educación gratuita y de calidad para todos, sin excepciones, financiada mediante la renacionalización del cobre, el litio y aumento de los impuestos a las grandes riquezas.

En la capital regional, la manifestación se inició en el frontis de la Universidad Católica del Norte, avanzando por Avenida Angamos y luego Avenida Brasil rumbo al edificio de la Intendencia Regional, en un ambiente de carnaval con mucha alegría, cánticos y también consignas contra las autoridades del gobierno y la concertación, que sucesivamente se han negado a las demandas de los estudiantes.

Publicidad

La caravana de jóvenes, que logró superar las mil personas según cifras de los convocantes, se dirigió luego hasta la Municipalidad de Antofagasta, donde no fueron recibidos por la alcaldesa Karen Rojo, quien confirmó su respaldo a la propuesta educativa del gobierno y no entregó su apoyo a las demandas de los jóvenes.

En la ciudad de Calama existió una menor convocatoria. No obstante, los estudiantes se dieron cita en la Plaza Prat, ubicada en las intersecciones de Granaderos con Maipú, exigiendo la construcción de una universidad estatal y gratuita para Calama, así como también la renacionalización del Cobre.

En tanto, una gran adhesión tuvo también la marcha por la educación en Tocopilla, que sigue viviendo los efectos de la falta de reconstrucción luego del terremoto del año 2007 y los estudiantes deben asistir a clases en contenedores de emergencia. La marcha, que logró convocar una gran cantidad de estudiantes y profesores del puerto salitrero, estuvo encabezada por el alcalde de la comuna, Fernando San Román, quien declaró un paro en todos los establecimientos municipales de la comuna, en respaldo a las movilizaciones de los estudiantes.