Calama supera a Antofagasta en índice de calidad de vida urbana

La capital regional se mantuvo por segundo año consecutivo en la cabeza del ranking de áreas metropolitanas, mientras que en el ranking general ocupó el puesto 11, siendo superada por Calama, que ocupa el lugar número 10 en el ranking general, por encima de ciudades como La Serena o Viña del Mar.

Seis comunas de la Región Metropolitana y cuatro de otras regiones ocupan los 10 primeros lugares del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) 2013, elaborado por el Núcleo de Estudios Metropolitanos del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en conjunto con la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

Con la presentación de este estudio se dio inicio a la Semana de la Construcción 2013, evento organizado anualmente por el gremio empresarial y que reúne a los principales representantes del sector.

Publicidad

De acuerdo al ICVU 2013, Vitacura, Las Condes, Providencia, Lo Barnechea y La Reina, seguidas de Concón, Ñuñoa, Machalí, Iquique y Calama, son las comunas con mejor índice de calidad de vida urbana a nivel nacional.

Destacan los casos de Machalí e Iquique, que subieron 24 y 16 puestos, respectivamente, en relación al ICVU 2002 –año del último Censo con data completa conocida–, así como la expectante posición que logran en el índice 2013 las ciudades vinculadas con la actividad minera: Machalí, Iquique y Calama, a las que se suman Antofagasta (11) y Copiapó (13). En tanto, la comuna de Santiago pasó de ocupar el quinto lugar en el ICVU 2012 a ubicarse en la posición número 18 en el ICVU 2013.

Por su parte, las comunas peor evaluadas en el ICVU 2013 son La Pintana, Alto Hospicio, Cerro Navia, Puente Alto, El Bosque, Padre Las Casas, Pedro Aguirre Cerda, Coyhaique, San Ramón y Osorno, todas las cuales bajaron su ubicación respecto del ICVU 2002.

Arturo Orellana, coordinador del equipo de trabajo de la Universidad Católica, indicó que “el ICVU 2013 incluyó 24 nuevas comunas, por lo que ahora cubre el 84% de la población nacional. En total, el 37,2% de la población considerada en la muestra vive en comunas que tienen una calidad de vida superior a la media nacional. Y, al igual que en años anteriores, los mayores indicadores de calidad de vida urbana se concentraron en el llamado ‘cono oriente’ de Santiago”.

Áreas metropolitanas y ciudades intermedias

En el caso de las áreas metropolitanas –capitales regionales que por sí solas o conurbadas con otras comunas suman más de 300.000 habitantes–, el mejor ICVU en 2013 lo obtuvo Antofagasta, seguida de Iquique-Alto Hospicio, Gran Concepción y Gran Santiago, todas las cuales superaron la media nacional. Esta condición no fue lograda por las restantes 6 áreas metropolitanas que considera la muestra. El último lugar de este subíndice fue ocupado por Chillán-Chillán Viejo.

En su versión 2013, el ICVU incluyó por primera vez un análisis de las principales ciudades intermedias; es decir, aquellas con poblaciones sobre 50.000 habitantes. En este caso, el índice lo lideró Calama, seguida de Copiapó, Castro y Punta Arenas, mientras que las ciudades intermedias con peor calidad de vida y bajo la media nacional resultaron ser Coyhaique, Osorno y Linares.

Fernando Herrera, presidente de la Comisión de Urbanismo de la CChC, destacó la consolidación de este estudio, que se realiza por tercer año consecutivo, como un efectivo instrumento de medición y gestión. Agregó que “este índice es una potente herramienta para todos los actores que, desde sus respectivos ámbitos, trabajan para ir cerrando consistentemente las brechas de calidad de vida que existen en las comunas del país”.

El ICVU, que este año incluyó información actualizada de todas las fuentes oficiales disponibles, como la Casen 2011, el Censo 2012, y los resultados más recientes del Simce, mide las condiciones de vida objetivas de la población a través de un ejercicio estadístico que evalúa seis dimensiones: Condición Laboral, Ambiente de Negocios, Condiciones Socioculturales, Conectividad y Movilidad, Salud y Medio Ambiente, así como Vivienda y Entorno.

Cambios en una década

De acuerdo al Índice de Calidad de Vida Urbana, la brecha o variabilidad (diferencial entre la comuna con mayor y menor ICVU, por dimensión y en forma agregada) entre las 93 comunas analizadas disminuyó 10 puntos –de 29,11 a 19,12– en el período intercensal 2002-2013, comportamiento observable en las 6 dimensiones del ICVU, siendo significativa la disminución producida en las dimensiones Condiciones Laborales y Vivienda y Entorno.

Al evaluar el comportamiento de la brecha en el período intercensal para el caso de las áreas metropolitanas, se observa que ésta disminuyó en similar magnitud, bajando de 31,60 a 21,54, mientras que, en las ciudades intermedias, la caída fue leve: pasó de 11,41 a 10,39, llamando la atención el empeoramiento de la dimensión Vivienda y Entorno.

Si comparamos los resultados de variabilidad entre ciudades intermedias y áreas metropolitanas, se observa que las primeras presentan una menor brecha de desigualdad que las segundas: 10,39 contra 21,54. La excepción es Condiciones Laborales, la única dimensión en la cual las ciudades intermedias muestran una mayor desigualdad comparada.

Antofagasta

Antofagasta ocupa el lugar 11 en el ranking general con un promedio de 55,19, esto es diez puntos más que el ICVU 2012 (promedio fue de 45,2) siendo el promedio más alto el obtenido por la variable Vivienda y Entorno con 63,69 promedio (la media es de 52,05) y los más bajos las Condiciones Socioculturales con 43,42 promedio (la media fue de 36,88) seguido por Conectividad y Movilidad con 45,49 (la media fue de 51,24). El resto de los promedios fue de 59,39 para las Condiciones Laborales, 47,77 para el Ambiente de Negocios y 61,46 para Salud y Medio Ambiente.

En tanto, en el ranking de ciudades metropolitanas o con más de 300 mil habitantes Antofagasta se posiciona nuevamente en el primer lugar con un promedio de 55,19 seguido por Iquique-Alto Hospicio, el Gran Concepción y el Gran Santiago (el 2012 también lideró el ranking de ciudades metropolitanas con 45,3). Allí cinco de las seis variables estudiadas superan el promedio nacional, mientras que la variable Conectividad y Movilidad permanece con un promedio menor al nacional (45,49 versus 51,24).