Joven fue multada por tocar el violín en el centro de Antofagasta

Twittero difundió mediante las redes sociales la fotografía que muestra el momento exacto en que se cursaba la infracción por parte de personal de carabineros. Hecho ocasionó indignación entre los transeúntes y en las redes sociales.

El momento de la infracción (@AkureCL vía twitter)

La persecución a la cultura y quienes se ganan la vida honestamente en las calles, parece haber llegado para quedarse en Antofagasta. Y es que a los desalojos de vendedores ambulantes, infracciones a locales como el mítico Café del Sol, debido a que los sonidos de quenas y guitarras son considerados como “ruidos molestos” por parte de algunas autoridades, se suma ahora la insólita multa en contra de una joven que tocaba el violín en el centro de la ciudad.

Según acusó mediante su cuenta de Twitter Anibal Gutiérrez, la joven se encontraba deleitando con el sonido de su violin a quienes pasaban por el centro de la ciudad frente a Libreria Española, cuando funcionarios de carabineros se acercaron y le cursaron una infracción.

La situación, que trae a la memoria otros hechos similares, como la detención de una mechona en Santiago por “lucrar” en la via pública, generó el inmediato enojo de quienes transitaban por el lugar, quienes acusaron una evidente falta de criterio de los funcionarios, que no obstante, no dieron pie atrás en su decisión.

Publicidad

El hecho, también fue motivo de inmediatas reacciones en las redes sociales, donde entre los múltiples comentarios de enojo, se suman las criticas a la institución policial y las autoridades que les imparten ordenes, considerando que a escasos metros del lugar funcionan decenas de locales nocturnos que son parte del barrio rojo de la ciudad, los que parecen ser los privilegiados en contar con la autorización de emitir durante gran parte del día y la noche, a altos decibeles, el sonido del reggaetón, mientras que los conocidos “lanzasos” también están a la orden del día en el sector, sin que exista semejante control policial ni infracciones.

Ahora la afectada deberá pagar una multa en el Juzgado de Policía local en beneficio de la municipalidad y esperar que la próxima vez, exista mayor tolerancia a la música por parte de los uniformados.