Nueva ordenanza regulará los “minicasinos” de Calama

Asesoría Jurídica pretende presentarla al Concejo Municipal a principios de julio, para que dicho órgano se pronuncie respecto a su aprobación.

La Asesoría Jurídica de la Municipalidad de Calama afina detalles de la nueva ordenanza que regulará el funcionamiento de los denominados “minicasinos”, para su presentación ante Concejo Municipal, órgano al que debe someterse su aprobación.

Según detalló el procurador del consistorio, Luis Villaseca, la propuesta de la normativa podría estar lista este mes, para en julio ya ponerla en conocimiento de los ediles y, de ser aprobada, proceder a su publicación.

Villaseca explicó que durante la elaboración de la ordenanza “hemos tenido reuniones  con los distintos actores que intervienen en el proceso, es decir tanto con los empresarios que explotan la actividad como con la Superintendencia de Casinos, y hemos recogido en este cuerpo normativo la realidad de esta actividad comercial en Calama, respetando por sobre todas las cosas que la ordenanza se ajuste a la ley y la Constitución y que, por lo tanto, los comerciantes tengan reglas claras sobre las cuales explotar la actividad, pero al mismo tiempo nosotros tengamos las herramientas para resguardar la aplicación irrestricta de la ley”.

Publicidad

La nueva normativa comunal  pretende regular los medios probatorios en virtud de los cuales los comerciantes acrediten que las máquinas utilizadas son de destreza y no de azar. “Allí está puesto el acento en esta nueva regulación”, sostiene.

“Vamos a sentar parámetros generales  para que los comerciantes acrediten que la actividad que ellos hacen no riñe con la ley, vale decir que las máquinas que ofrecen al público pueden ser catalogadas como máquinas de destreza y no de azar”, agregae el procurador municipal.

Lo anterior, va en razón de lo establecido en nuestra legislación, que establece que la explotación de los juegos de azar es ilícita, salvo en los casos que la propia ley lo señale, como es el caso de las loterías, la hípica y los casinos de juego, entre otros.

“Nos corresponde regular la actividad, establecer las sanciones para los contribuyentes que no cumplan con la legalidad y específicamente con la ordenanza municipal y, en ese sentido, nos hemos propuesto modificar la ordenanza y actualizarla, dado que la normativa vigente data del año 2006 y entre esa fecha y la actualidad hay una serie de elementos que han cambiado y que la ordenanza debe recoger”, apunta el personero municipal.

Cabe señalar que en la actualidad hay 27 patentes comerciales con giro exclusivo de máquinas de juegos, de los cuales 15 están ubicados en el casco central.