Universitarios deben reunirse en clandestinidad para evitar espionaje del gobierno

En la Secretaría Regional Ministerial de Educación hacen gala del conocimiento de información confidencial de los estudiantes.

Como en una auténtica dictadura, los estudiantes deben organizar sus movilizaciones con la mayor reserva posible, para evitar que las autoridades de gobierno sigan utilizando información confidencial de los estudiantes para intentar quebrar el movimiento estudiantil.

Una situación incómoda y que atenta contra la libertad de expresión, es la que deben soportar estudiantes y universitrarios de todo el país, ante el constante monitoreo que realizan personeros de gobierno a sus asambleas y reuniones.

En Antofagasta, miembros de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Antofagasta (FEUA), casa de estudios que se encuentra en toma exigiendo educación pública, denunciaron que se han visto en la obligación de realizar los Plenos (Reuniones ampliadas donde participan los centros de alumnos) en forma prácticamente clandestina.

De hecho, este lunes los universitarios se encontraban transmitiendo via internet una reunión ampliada, sin embargo, debieron dejar de lado la transmisión abruptamente.

Publicidad

Recibimos información de que personeros del Gobierno Regional se encontraban viendo el pleno, por lo que decidimos cerrar la transmisión“, explicó el Presidente de la FEUA, Inti Alavia, quién no obstante señaló que no se sienten amedrentados por este tipo de acciones antidemocráticas y que con este tipo de medidas, el gobierno contribuye a generar aun más descontento en la ciudadanía.

Este preocupante fenómeno ha significado que algunos estudiantes ya no se atrevan a expresar su opinión contra el gobierno, por temor a las represalias que puedan tomar quienes vigilan atentamente la red.

La información pudo ser corroborada luego que el Seremi de Educación de la Región de Antofagasta, Vicente Ayala, mencionara a la prensa situaciones de supuestas divisiones entre las distintas carreras, haciendo uso de información que de ser cierta, sólo podría haber sido obtenida mediante un acucioso espionaje de las actividades que realizan los estudiantes.

Las denuncias contra este tipo de prácticas se mutiplican a nivel nacional y han sido ampliamente criticadas por la ciudadanía, luego de conocerse que el gobierno utilizará además un sistema de monitoreo de las redes sociales, con lo cual podrá conocer al instante en qué lugar se produce cualquier opinión contra el gobierno.