Ayala amenaza con sanciones económicas a escolares y profesores

El Seremi de Educación de Antofagasta es fuertemente cuestionado por su pasado como dirigente de los profesores, participando incluso en protestas a favor de la educación pública. En la actualidad critica lo mismo que apoyaba hace dos años.

Representante de Joaquín Lavín en Antofagasta expresó que si siguen las movilizaciones por la educación, el ministerio podría entregar aún menos dinero para  la región, no descartando recortes económicos a los sostenedores, quienes podrían luego perjudicar directamente a profesores y alumnos.

El Seremi de Educación de Antofagasta , Vicente Ayala, volvió a la carga en contra de los estudiantes y profesores de la región por manifestarse contra el gobierno y señaló que el ministerio de educación podría llegar a reducir en 218 millones de pesos el dinero entregado para subvenciones, con el fin de presionar a la Corporación Municipal de Desarrollo Social para autorizar el desalojo violento de los estudiantes nortinos.

Ayala manifestó a un diario oficialista de la ciudad que con las movilizaciones el Ministerio de Educación podría entregar menor cantidad de dinero a cada liceo que se encuentre sin clases y que de acuerdo a un cálculo del organismo gubernamental, esa disminución de dineros entregados ascendería a la cifra de $218.431.065, sin mencionar a donde irá a parar ese excedente en caso de no ser entregado a los liceos.

Publicidad

Las presiones del gobierno para intentar aplacar la “Revolución Pingüina 2.0” se han basado principalmente en la estrategia de presionar a las respectivas municipalidades para que estas, temorosas ante el castigo económico, autoricen los desalojos de las tomas de liceos realizadas por los estudiantes.

El actuar del gobierno ha contado con el apoyo de algunos alcaldes oficialistas a nivel nacional, quienes rápidamente se han cuadrado con el gobierno e incluso ordenando violentos desalojos en contra de los estudiantes.

Sin embargo, la tendencia en la Región de Antofagasta hasta el momento, ha sido la de permitir la expresión ciudadana antes que ceder a la presión de estos grupos minoritarios que pululan en los pasillos gubernamentales gracias al dinero que les proveen  los chilenos y chilenas por medio de sus impuestos.

Respecto a estas presiones, el Secretario ejecutivo de la Corporación Municipal de Desarrollo Social, Mario Acuña, señaló que “El Ministerio de Educación tiene que considerar que este paro ha sido producto de la falta de respuestas a demandas hechas al ministerio y no a las corporaciones ni a los demás“, agregando que “no pagar la subvención generará un daño en el pago de las remuneraciones de los profesores”