Mineros chilenos paralizan el yacimiento de cobre más grande del mundo

Minera Escondida es una compañía privada que extrae cobre chileno. Su producción superó a Chuquicamata y con el descubrimiento de una nueva veta podría dejar atrás incluso a Codelco.

Compañía ofreció destinar a sus trabajadores menos del 5% de sus millonarias utilidades, que actualmente no enriquecen a Chile, sino que a inversionistas privados extranjeros.

Los más de 2.300 trabajadores afiliados al Sindicato 1 de Minera Escondida, decidieron este viernes extender indefinidamente el paro del yacimiento de cobre mas grande del mundo, actualmente en manos de inversionistas del exterior, luego que la compañía ofreciera pagar sólamente el 44% del emblemático “Bono Fiscal Year“, así como desconocer otros puntos del petitorio de los trabajadores.

Durante este jueves últimos los trabajadores realizaron un paro de advertencia de 24 horas, periodo durante el cual la compañía ofreció 2 millones doscientos mil pesos a los trabajadores para que bajaran la movilización, cifra que equivale solo al 44% de los 5 millones exigidos por los operarios.

Cabe destacar que el Bono Fiscal Year consiste en una compensación a los mineros, por contribuir a producir el cobre chileno que sólo en 2010 generó a Minera Escondida utilidades superiores a los US$4.000 millones de dólares, de los cuales, menos del 10% se destinan a remuneraciones y apenas una cifra que supera levemente los mil millones de dólares llega a las arcas fiscales, quedando todo el dinero restante (que fácilmente podría financiar educación en el país), en manos de inversionistas privados extranjeros, que sufrirán una reducción en la producción de 3.000 toneladas de cobre diariamente.

Publicidad

Los mineros también plantearon una serie de demandas relacionadas con una serie de compromisos adquiridos entre trabajadores y la empresa que no son cumplidos por la compañía anglo-australiana, tales como un registro de asistencia ilegal, cámaras de vigilancia que vulneran la privacidad de los trabajadores y negativa por parte de la Empresa de reconocer la condición de Enfermos Profesionales a causa del trabajo, entre otras.