Estas son las demandas de los padres de niños contaminados en Antofagasta

jardinsemillita
24horas.cl

En medio de la crisis de contaminación que vive Antofagasta, han desfilado ante los medios de prensa toda clase de autoridades y políticos, incluso de fuera de la región, además de las voces de las empresas involucradas que aparecen con sendos insertos en la prensa afin al modelo de libertad de lucro y contaminación que rige en el país desde los años 80. Sin embargo la voz que menos se ha escuchado es precisamente la de los padres de los menores afectados, quienes denuncian total abandono por parte de las autoridades, poca seriedad y falta de información.

Así lo denuncian en la declaración de prensa que reproducimos a continuación, donde además se plantean las diferentes demandas que hacen a las autoridades, la principal de ellas es transparencia, por cuanto terminan enterándose por la prensa de lo que pasa con sus hijos. También que se detenga la fuente de contaminación, por cuanto consideran que lo que debe ser trasladado es el puerto y no el lugar donde estudian sus hijos, así como también que se les incluya en reuniones para tratar el tema.

 

Como padres y apoderados de la Escuela de Párvulos Semillita, queremos manifestar nuestra posición frente a la crisis de Salud Pública que enfrentamos.

Nuestros hijos están hoy contaminados por arsénico, plomo y otros metales pesados. Hasta la fecha, las autoridades de salud no han actuado de forma seria y consiente al momento de responder a los requerimientos y dudas que como padres tenemos.

Nuestros hijos enfrentan hoy un problema de salud al que nunca debieron estar expuestos. Nuestras autoridades de gobierno hicieron la vista gorda a las irregularidades medioambientales y el resultado es que hoy enfrentamos niveles de plomo en niños cuyos exámenes deberían estar en 0. Peor aún, han demostrado constantemente su total desdén, dado que no entregan la información ni cumplen con los plazos de las entregas de resultados de los exámenes a los que se han sometido nuestros hijos.

Toda la información que manejamos la hemos obtenido por la prensa. En ningún momento hemos sido citados a una reunión donde se nos explique cuáles serán las medidas a tomar, principalmente porque creemos que este gobierno no tiene claro cuál es que camino que deben seguir frente a este gravísimo problema de contaminación.

Más aún, la alcaldesa Karen Rojo ha declarado que como apoderados “estamos felices” respecto de la decisión de trasladar el establecimiento, cuando en ningún momento se ha acercado a nosotros y su administración se limitó a convocar a una reunión con menos de 24 horas de antelación, enviando a un secretario ejecutivo subrogante que solo informó sobre una decisión ya tomada, sin responder duda alguna y faltándonos el respeto al intentar abandonar la sala la mayor premura posible. El resultado, menos de media hora con autoridades comunales que sólo sirvió para generar más dudas y más descontento. Consideramos que el traslado es una medida indispensable, pero una medida de parche, que no soluciona el problema real, que es la fuente de contaminación.

Es por ello que venimos a exigir lo siguiente:

1.- Que el estado y las empresas involucradas en la contaminación por metales pesados realicen exámenes para conocer los niveles de contaminación acumulada en los huesos de los alumnos de la Escuela de Párvulos Semillita a partir del año 2005 a la fecha, ya que según las declaraciones del abogado de la ATI a medios de comunicación locales, el acopio a granel de concentrado de cobre se realiza en el puerto por lo menos hace 13 años.

2.- Que dichos exámenes se realicen en laboratorios que sean aprobados por los apoderados de los menores afectados, ya que los laboratorios estatales no nos dan la confianza dada la experiencia que hasta ahora hemos vivido.

3.- Que se incluya a representantes de los niños afectados en todas las reuniones llevadas adelante por el tema de la contaminación por metales pesados, transparentando la información y considerándonos en la toma de decisiones respecto de la salud de nuestros hijos.

4.- Que se nos informe con claridad sobre las medidas y tratamientos que recibirán nuestros hijos.

5.- Que los medios de comunicación nos informen en qué momento recibieron nuestra autorización para emitir imágenes de nuestros hijos de manera constante. Si hay algo que debemos resguardar es a nuestros niños, por lo tanto exigimos que eviten seguir emitiendo imágenes de las tomas de muestra y de nuestros hijos en la prensa, o que se atengan a las consecuencias legales que esto implica.

6.- Que las autoridades comiencen a respetar nuestra calidad de familias afectadas. Las decisiones que tomemos sobre la salud de nuestros hijos deben ser decisiones de cada familia y no imposiciones de autoridades que hasta ahora no han demostrado ni respeto ni consideración con nosotros. Vemos como cada uno busca cumplir con su trabajo, pero ninguno se ha puesto en nuestra posición.

 

ES NUESTRO DEBER COMO PADRES VELAR POR LA SEGURIDAD, EL BIENESTAR Y LA SALUD DE NUESTROS HIJOS, A CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO. EXIGIREMOS QUE LOS RESPONSABLES POR LO QUE NUESTROS HIJOS VIVEN SE HAGAN CARGO DE CUALQUIER CIRCUNSTANCIA QUE DERIVE DE LA CONTAMINACIÓN, RAZÓN POR LA QUE LLEVAREMOS ADELANTE LAS MEDIDAS LEGALES QUE CORRESPONDAN Y QUE ASEGUREN QUE TODOS NUESTROS NIÑOS RECIBIRAN TRATAMIENTO, INDEPENDIENTE DEL NIVEL DE METALES QUE MARQUEN SUS EXÁMENES.

 

 Padres y Apoderados, Jardín Infantil “Semillita”