Imperdible: Laguna Cejar ahora recibe de forma gratuita a veraneantes

20130417-095536
Se detiene la medida de cobrar entrada para ingresar a la Laguna Céjar, entrada que tenía un costo de 30mil pesos por persona, medida que estuvo en vigencia durante el mes de enero y molestó a miles de veraneantes de la comuna de Calama, de otras regiones del país e incluso por parte de turistas extranjeros, fue finalmente cancelada por intervención del ministro de Bienes Nacionales.

El libre y gratuito acceso a la laguna ya fue anunciado por el ministro de Bienes Nacionales Víctor Osorio y representantes de la Comunidad Atacemña Sólor, pero pese a que el acceso es libre y gratuito, los visitantes deberán responder a una serie de exigencias y responsabilidades para acceder a esta, normas que fueron estipuladas en un documento firmado por el ministro Osorio y la encargada de las dependencias de la laguna, Ana Ramos.

“Le comunicamos a todo Chile y turistas extranjeros, que la Laguna Céjar, es patrimonio de todos los chilenos y chilenas y desde hoy todos quienes deseen visitarla y disfrutar de esta atracción turística, tiene acceso libre y gratuito garantizado para todos, declaró el ministro Osorio dando a conocer esta noticia.

Publicidad

Es necesario mencionar, que pese a que se ha decretado libre acceso y gratuito para todos los visitantes a esta laguna, deben cumplir una serie de requisitos, para cuidad y preservar dicho sitio para futuras generaciones, por lo cual se ha decidido recibir un máximo de hasta 300 turistas diarios, quienes además deberán registrarse al momento que ingresen al sector, entregando datos básicos como nombre, número de la cédula de identidad, domicilio, entre otros datos más para así tener un buen control de las entradas en caso de que ocurran problemas como contaminación o destrozos en aquel lugar.

Otra exigencia es que, quienes deseen bañarse en la laguna deberán hacerlo en los lugares habilitados de esta y se solicitará que las personas no ingresen a esta con sustancias en sus cuerpos tales como aceites, cremas corporales, para así no contaminar las aguas de Céjar y preservar su estado limpio y natural.

“Este acuerdo nos permite velar por el buen comportamiento de los visitantes, nosotros queremos que ellos coman en los lugares habilitados para hacerlo, que no ingresen con animales en forma indiscriminada, que todos y cada uno se responsabilice por la basura que genera, informarles que se prohíbe la quema de diversos materiales, ya sea basura u otras cosas y también prohibir el consumo de alcohol, para quienes no quieran acatar estas reglas se les negará la permanencia en el lugar”, informó Ana Ramos, presidenta de la Comunidad de Solor para recordar algunos puntos importantes de las exigencias que harán cumplir a los visitantes de la laguna.

Esta medida ha sido muy bien recibida por veraneantes nacionales y extranjeros, quienes consideran justas las exigencias que se harán respetar en la laguna y así también tener un Chile conectado, sin barreras y de libre acceso para que todos puedan disfrutar de las maravillas turísticas que ofrecen nuestro país como lo es la Laguna Céjar.