Los Diputados de la región que aún no firman a favor de rebajar sus sueldos

Iniciativa lleva un año durmiendo en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la cámara baja. A nivel regional solo un diputado ha firmado a favor de la propuesta, mientras que Marcela Hernando, Paulina Nuñez y Felipe Ward se mantienen al margen.

ward251114-620x348

Un fuerte respaldo ciudadano es el que ha recibido desde que fue presentado en el parlamento, el proyecto de los Diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric, que busca rebajar la dieta parlamentaria y establecer un vínculo ético con el salario mínimo.

Publicidad

Sin embargo, un año después esta iniciativa se mantiene prácticamente congelada en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la cámara baja. Es por ello, que 26 parlamentarios presentaron un proyecto de acuerdo solicitando a la Presidenta Michelle Bachelet que le coloque urgencia para que sea discutido a la brevedad.

En la misma línea, circula en la red un simpático video, donde ambos parlamentarios de la denominada “bancada estudiantil” llaman a que se discuta el tema y se apruebe a la brevedad, llamando además a la ciudadanía a exigir a los parlamentarios que aún no firman a favor de esta iniciativa que lo hagan y se sumen al proyecto de ley.

El entretenido video de Giorgio Jackson y Gabriel Boric llamando a bajar el sueldo parlamentario

LOS RENUENTES A FIRMAR

A nivel regional, el interés de los parlamentarios por apoyar esta iniciativa no ha sido mayor, al punto que de los cuatro diputados de la región (considerando el distrito 3, Calama-Tocopilla y el distrito 4, Antofagasta), tres todavía no firman a favor de esta iniciativa, según el listado publicado en el sitio web del Diputado Giorgio Jackson.

Se trata de la ex Alcaldesa de Antofagasta y actual Diputada Marcela Hernando (PRSD), la ex Seremi de Gobierno de Sebastián Piñera, Diputada Paulina Nuñez (RN) y el Jefe de Bancada de la UDI, Felipe Ward.

Precisamente este último, que además tiene intenciones senatoriales en la Región de Atacama, ha criticado con vehemencia la propuesta desde sus inicios, al punto que fue el único parlamentario de la región que votó a favor de subir su dieta parlamentaria a la vez que emplazó a los impulsores a rebajar su dieta, sin hacer él lo propio.

Este emplazamiento se produce precisamente en medio del creciente descrédito en el que han caído la mayor parte de los políticos, luego del escándalo que ha significado el caso Penta y SQM, donde queda de manifiesto que algunos parlamentarios responderían a empresas que financian sus campañas en lugar de la ciudadanía y sus demandas.