Ex- Senador denuncia “Saqueo del Cobre Chileno”

Una reflexión interesante y necesaria a la apertura de nuevos yacimientos mineros privados y extranjeros, resulta al preguntarse. ¿Hacia donde va la plata? ¿beneficia realmente a Chile?

Este martes 5 de abril en la librería Le Monde Diplomatique, el ex-senador Jorge Lavandero presentó su investigación “El robo del cobre de todos los chilenos”.

Esta charla revela la evidencia del saqueo del mineral rojo efectuado por las multinacionales en los últimos 25 años, con la complicidad de los empresarios y de las autoridades.

Para Lavandero se trata de un verdadero compromiso “poder informar”  a los ciudadanos de lo que está pasando ya que los medios de comunicación no lo hacen.

Publicidad

Según él, “[…] el cobre es el tema más oculto en los medios de comunicación y en la discusión pública. […] no es algo casual sino perfectamente planificado [para que] su explotación se pueda efectuar en la tranquilidad del silencio”.

El ex-senador indicó que “Chile es potencialmente uno de los países más ricos del mundo”, así que  “no puedo quedarme callado  [porque] podemos vivir en una sociedad mucho más justa con esta riqueza, si al menos los chilenos lo supieran”, añadió.

PRIVATIZACIÓN DE LOS RECURSOS CHILENOS

La privatización del cobre se efectuó bajo los gobiernos de la Concertación y no fue obra de José Piñeradurante el tiempo de la dictadura de Pinochet, como uno lo puede suponer, indicó.

Estos gobiernos dieron luz verde a las transnacionales. “Se han apoderado de la mayor parte de nuestro cobre […] provocando una sobreproducción mundial, que colapsó el precio y destruyó importantes ingresos que el país retiraba de este sector”, explicó Lavandero.

El ex-senador dio el ejemplo del tratado minero con Argentina. Cuando fue votado en el Congreso, la mayoría de los congresistas aceptaron que los jueces argentinos tuvieran jurisdicción sobre el territorio chileno, autorizados  así a aprobar una concesión de minería y tránsito para que la empresa Pascua Lamasaque por Chile los yacimientos argentinos.

LA RIQUEZA CHILENA Y SU “SAQUEO”

Al conocer las cifras que miden la riqueza chilena, se entiende que la privatización de las empresas del cobre tiene un impacto inmenso sobre el “saqueo” de los recursos del país.

Lavandero indicó que “[…] el territorio [chileno] representa apenas el 0,25% de la superficie terrestre. Sin embargo en este minúsculo porcentaje del planeta se concentra el 37% de las reservas mundiales del cobre. Chile es al cobre lo que la Opep (¡11 países en total!) es al petróleo”.

Se suele decir que Codelco (empresa estatal)  no beneficia al Estado chileno, y que por eso más vale privatizarlo, para sacar mejor  rendimiento de la explotación del cobre.

Sin embargo, las cifras hablan: Codelco explota un 28% del cobre, cuyo 75% de beneficios van al estado. Por su parte, las empresas privadas explotan un 72% del cobre, del cual el 25% está entregado al Estado.  “No falta ser un economista para decir que nos están robando”, se indignó Lavandero.

Añadió que con el tercio de la producción, Codelco paga un  40% de impuestos al Estado chileno, lo que le genera 10 mil millones de dólares. Con los dos tercios de la producción, las empresas privadas pagan un 10% de impuestos y 2.500 millones de dólares al fisco, “lo que equivale a un déficit de 17.500 millones de dólares para el Estado, cada año”.

LA CARGA DE TRIBUTACIÓN

La carga de tributación sobre las empresas mineras en América Latina varía entre un 14,8% y un 37,6%. “Chile tiene la carga más baja del continente [incluso más baja que CanadáEstados Unidos], con un 14,8%. “Y las empresas no la pagan”, espetó el ex-senador.

Lavandero reveló que “entre 1995 y 2003, de las 57 empresas privadas en el territorio chileno, solo una ha pagado la tributación y otra de manera esporádica; las 55 restantes, no pagaron nada, nunca. […] Y  eso lo sabe todo el Senado, todo el Congreso, todo el Ejecutivo“, añadió.

“Ni siquiera TatcherReagan lo hubieran permitido”, afirmó.

Para no pagar estos impuestos, las empresas “ponen en ejecución todos los subterfugios posibles”. Uno de éstos se basa en el hecho de que en Chile, para pagar impuestos a la renta nacional, las empresas tienen que declarar utilidades. Entonces “una buena gestión se traduce en declarar pobres utilidades, o pérdidas”.

Lavandero aboga por una necesaria “nueva forma de tributación que  no pueda ser eludida”. Propone elroyalty como “la justa compensación a la extracción de una tonelada de mineral que se pierde para siempre, ya que el royalty es, además de impuesto, un precio cobrado sobre el mineral extraído.

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON EL SAQUEO?

Según la ex-autoridad,  “nacionalizando el cobre o fiscalizando las empresas privadas, el Estado chileno podría contar con 30.000 millones de dólares al año!”.

Con este dinero se podría desarrollar una vida mejor y más justa para los chilenos. “Cada familia chilena podría recibir una casa absolutamente gratis al gastar 18.700 millones para 7 millones 200 mil casas por valor de 1.000UF.  Se podría entregar 400 mil pesos mensuales a los jubilados. Los jóvenes podrían tener una educación buena y gratuita para todos, desde la primaria hasta el nivel profesional o técnico. Se podría desarrollar una atención en salud buena y gratuita hasta 500 mil pesos cada año. Y por fin un millón y medio de pequeños industriales o artesanos podrían recibir un crédito a 20 años de 20 millones de pesos sin interés”.

Entonces, ¿por qué expropiar el 20% de Codelco como lo propuso Piñera en su campaña política?  SegúnLavadero, esta propuesta ya fue formulada por un ex-ministro de economía y minería.

En 2002, Codelco generó 198 toneladas de cobre. Al saber que una libra de cobre sobre el mercado de los metales vale, por ejemplo, 3.0 U$, la empresa estatal hubiera generado un billón de dólares. “¿Cuántos es el 20% de un billón? Mucho más que la renta de la venta.  “Además, hoy en día el cobre está a 4.27 dólar la libra”.

A su juicio, lo que Chile necesita es “una política para la gran minería de cobre, dar el valor agregado a nuestros recursos naturales y refinar el cobre en Chile, cerrar las brechas tributarias, establecer un verdadero royalty, y exigir transparencia en el comité de inversiones extranjeras”.

Añadió que hay que “mirar hacia el futuro”. Planteó el ejemplo de los coches eléctricos que necesitan batería de litio, y el segundo exportador mundial de litio es Chile. Por ello hay que “estar atento a lo que se va a tramitar en este sector”, concluyó.

 

Por Mélissa Quillier

El Ciudadano