Menos de un 20% de inscritos logra el polémico plan “salvemos el año escolar”

De un total de 17 mil alumnos en la Región de Antofagasta, solo un poco más de 3 mil se han inscrito para buscar pasar de curso por Internet. Los 14 mil restantes junto a sus familias, no han mostrado interés por el plan del gobierno.

Un escaso apoyo por parte de la ciudadanía, ha logrado el plan anti-movilizaciones impulsado por el gobierno, que pretende pasar de curso a un grupo de estudiantes vía internet, recibiendo el nombre de  “Salvemos el año Escolar”.

De acuerdo a cifras entregadas a El Mercurio de Antofagasta por el ex-dirigente del Colegio de Profesores y actual seremi de Educación de Antofagasta, Vicente Ayala, serían 3.084 los alumnos inscritos en este particular “método” de enseñanza, cifra que corresponde apenas a un 18% de los más de 17.000 alumnos que se mantienen en paro en la región.

Desde el gobierno además han desarrollado una intensa y costosa campaña publicitaria en medios locales para difundir esta acometida, a su vez que mantienen bajo fuerte presión a la Coporación Municipal de Desarrollo Social, mediante la amenaza de recortes en la subvención. Este hecho motivó a la alcaldesa Marcela Hernando, a buscar acercamientos con la Intendencia, movida que le significó una ola de críticas desde el mundo social, al punto que la última marcha por la educación concluyó frente a las oficinas de la municipalidad.

Publicidad

Dirigentes estudiantiles y del Colegio de Profesores criticaron fuertemente este intento del gobierno para quebrar el movimiento estudiantil y manifestaron que el poco interés de la ciudadanía para participar en este plan, es una muestra más del gran apoyo que posee la causa de los estudiantes.

En tanto, según encuestas realizadas por este medio vía internet, un 92% considera que el plan “Salvemos el año escolar” busca dividir el movimiento estudiantil, mientras que solo un 8% cree que busca ayudar a los estudiantes.

La misma encuesta fue aplicada también en la red social Facebook, concluyendo con un 95,5% (345 votos) que considera que el gobierno busca “dividir el movimiento estudiantil para que todo siga igual”, mientras que un 4,5% (16 votos) cree que este plan busca “Ser una auténtica ayuda para estudiantes y padres”.