Las sillas de ruedas no fueron impedimento para jugar buen básquetbol

Iniciativa pretende seguir creciendo y conformar una Liga del Cono Sur, para permitir encuentros constantes entre los equipos.

Con la gran copa de campeones en manos del equipo de Tacna “Pasión sobre Ruedas”, finalizó el primer Campeonato Internacional de Basquetbol Varones sobre Sillas de Ruedas Cono Sur, que durante tres días reunió a cuatro equipos de Chile y Perú, gracias a la iniciativa organizada por el Club de Lisiados Esperanza Nuestra con apoyo de la Municipalidad de Antofagasta, a través de su Oficina de Integración para Personas con Discapacidad (OID).

El Torneo Internacional, que se desarrolló en el Gimnasio 21 de Mayo durante los días 21, 22 y 23 de septiembre, coronando como campeones al equipo de Tacna. Tras la competencia, obtuvo el segundo lugar el Club “Amigos para Siempre” de Arequipa, el tercer lugar se quedó en casa con el Club “Esperanza Nuestra de Antofagasta” mientras que el cuarto lugar se entregó para Club “El Cobre” de Moquegua. A todos ellos el municipio les entregó copas, medallas y diplomas de reconocimiento, además de un presente por su participación.

Pero el desafío recién comienza, según indicó el presidente del Club Esperanza Nuestra, Eliecer Gonzalez, ya que la intención es crear una Liga Cono Sur para lo cual, en esta oportunidad, se invitaron tres ciudades de Perú a jugar con Antofagasta.”Esta iniciativa es propia de nuestra institución para hacer deporte por nuestra ciudad y nuestro país, lo que ha significado un trabajo enorme pero de mucha satisfacción pues todos hemos aprendido y bienvenido es todo lo que hacemos por nuestra querida ciudad”,

Publicidad

En este sentido, la coordinadora de la OID, Andrea Bravo, relevó que el objetivo de la Oficina para la Integración de personas con Discapacidad, creada por la alcaldesa Marcela Hernando, es fomentar mayores grados de inclusión y desarrollo integral de personas con discapacidad, avanzando a hacia una comuna con políticas definidas en esta temática. Por ello, la municipalidad apoyó con toda la logística, coordinación y traslado de las delegaciones, asegurando el éxito del evento deportivo.

Algo que sin duda fue reconocido por los participantes, como Jorge Vega, miembro del club Esperanza Nuestra quién manifestó que “es una experiencia de aprender nuevas cosas y compartir con otras personas”, al igual que Ester Galaz, miembro del mismo club antofagastino, quién comentó “esto da a conocer al público lo que estamos haciendo, que lleva muchos años y eso es fantástico para la gente”.