Ayala cree que el gobierno ha mostrado “buena voluntad” con los estudiantes

Representante en Antofagasta del Ministerio de Educación, insiste en que los estudiantes secundarios se inscriban en el plan “salvemos el año”.

Una cerrada defensa a la gestión del gobierno, realizó el seremi de educación de Antofagasta, Vicente Ayala, en el marco de los llamados a los estudiantes a participar del plan “salvemos el año escolar”, que pretende hacer pasar de curso a los estudiantes por internet.

En opinión del ex Presidente del Colegio de Profesores, “El gobierno ha mostrado buena voluntad, accedió a la petición de sectores políticos, apoderados, centros de padres“, según indicó a Radio Digital.

El político reiteró su llamado a que los estudiantes participen del plan y valoró que algunos estudiantes esten participando de la iniciativa, que ha sido abiertamente cuestionada por la calidad de los contenidos.

Publicidad

Este medio de comunicación, pudo comprobar que a diferencia de los mencionado por el gobierno y sus autoridades, la asistencia a clases dista de ser la normal, con el agregado de que son varios los estudiantes que prefieren esta instancia simplemente por ser una forma de reencontrarse con sus compañeros, ya que no entrega educación.

No hacemos nada. Los profesores estan cambiados, los cursos estan cambiados y revueltos. Nosotras venimos un rato y después preferimos irnos. Dicen que nos vana rellenar las notas si estamos presentes“, comentó a este diario una estudiante de tercero medio del Liceo Comercial de Antofagasta, a la salida de una de estas polémicas clases.

El plan ha sido calificado por dirigentes estudiantiles como una estrategia política y populista para debilitar el movimiento estudiantil, principalmente debido a la evidente falta de preocupación en la calidad de la educación que se está entregando.

Cabe destacar que una importante cantidad de estudiantes ha exigido la renuncia de la autoridad regional, producto de sus destempladas declaraciones contra el movimiento social por la educación, a pesar de que hace solo dos años marchaba junto a los profesores de la región “en defensa de la educación pública”.