Los “Indignados” se tomarán la Plaza Colón de Antofagasta

El mediodía de este sábado, los indignados antofagastinos se unirán a la jornada de protestas que se realizarán en todo el mundo, por un cambio global.

Este sábado 15 de Octubre es la fecha elegida por el movimiento de los “indignados”, para realizar una protesta a nivel global en donde ciudadanos de las diferentes latitudes se tomarán plazas y avenidas para exigir una verdadera democracia y respuestas a las diferencias urgencias sociales que afectan a la población.

Antofagasta no será la excepción a esta jornada que se prevé como histórica, y mediante las redes sociales una significativa cantidad de personas se organizan para que La Perla del Norte también se haga parte de esta movilización.

La decisión de celebrar estas marchas se tomó durante el primer encuentro nacional de Movimientos Ciudadanos del país, celebrado este sábado en Santiago, según informó hoy en un comunicado el Movimiento Ciudadano Democracia para Chile.

Publicidad

En la ciudad de Antofagasta, la convocatoria la lidera el Movimiento Zeitgeist Antofagasta, que realiza un llamado a manifestarse este 15 de Octubre en la Plaza Colón, frente a la Intendencia Regional, a contar del mediodía.

“Los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos, desoyendo la voluntad de la gran mayoría, sin importarles los costes humanos o ecológicos que tengamos que pagar. Hay que poner fin a esta intolerable situación. Unidos en una sola voz, haremos saber a los políticos, y a las élites financieras a las que sirven, que ahora somos nosotros, la gente, quienes decidiremos nuestro futuro. No somos mercancía en manos de políticos y banqueros que no nos representan”, explican mediante un comunicado.

A nivel nacional, los indignados chilenos decidieron colocar sobre la mesa el conflicto estudiantil que desde mediados de mayo sacude al país, así como las manifestaciones por el medio ambiente, las huelgas de trabajadores y los paros ciudadanos en Calama y en Punta Arenas para pedir más recursos al Estado central.

El sistema económico, político y social se encuentra en una profunda crisis que ha llevado a las comunidades a movilizarse, logrando la emergencia de un inédito e histórico movimiento ciudadano que cuestiona las bases fundamentales del ordenamiento político y económico“, añade el texto.

Según los convocantes, esas bases están establecidas en la Constitución Política de 1980, impuesta durante la dictadura de Augusto Pinochet y aún vigente, aunque ha sido sometida a algunas reformas.

Por ello, los “indignados” llaman a elegir una Asamblea Constituyente de forma participativa y vinculante, con protagonismo de la ciudadanía y no de los partidos políticos tradicionales, para redactar una nueva Carta Magna.

Para este nuevo movimiento, el país se enfrenta a cinco “urgencias”, entre ellas, el proyecto de HidroAysén, que contempla la construcción de cinco represas en la Patagonia, la “nula reconstrucción” tras el terremoto de 2010, y el conflicto estudiantil.

Rechazan también el lucro en la vivienda social y el proyecto de “ley antitomas”.

Por ello, proponen un plebiscito vinculante “multitemático”, a semejanza del celebrado esta semana sobre la educación, pese a que en este último caso la votación, organizada por el Colegio de Profesores, no fue vinculante.