Los estudiantes exigen la cabeza del rector y autoridades de la UCN

El rector de la UCN, Misael Camus, conversa distendidamente con Carabineros al interior del campus universitario. Fotografía: Sebastián Rojas Rojo

Líderes estudiantiles denunciaron serias irregularidades durante el ingreso de carabineros a la casa de estudios, así como trato vejatorio contra ocho universitarias que fueron obligadas a desnudarse frente a personal policial.

La Federación de Estudiantes de la UCN (FEUCN), fustigó las diversas irregularidades y abusos contra estudiantes durante el desalojo de la toma de la Universidad Católica del Norte y exigió la renuncia de las autoridades universitarias encabezadas por el rector, Misael Camus, quién autorizó el ingreso de policía militarizada y vehículos policiales a la universidad.

Mediante un comunicado, el órgano representativo de los estudiantes rechazó la seria crisis estructural de democracia universitaria, que se evidencia como “una muestra más de traición a las convicciones de los estudiantes“, junto con denunciar que previo al desalojo de la casa de estudios, no existió aviso previo a los estudiantes para que pudieran abandonar el campus pacíficamente, como exige la ley, sino que “se procedió en lo inmediato al ingreso por la fuerza“.

Asismismo, los estudiantes acusaron que no se les permitió dejar constancia del estado de las instalaciones universitarias ni realizar entrega del campus a las autoridades,”existiendo daños exhibidos por la prensa, provocados por las FF.EE el dia lunes al hacer ingreso ilegalmente al campus, como también al momento del desalojo“.

Publicidad

Universitarias obligadas a desnudarse

Policías fuertemente armados custodiando la universidad durante el desalojo contra los estudiantes. Imágenes similares se apreciaron el año 1985. En esa oportunidad un rector designado por el régimen de Pinochet ordenó medidas parecidas a las perpetradas la mañana del viernes.

Otra grave denuncia realizada por la FEUCN, dice relación el trato vejatorio a ocho estudiantes universitarias que fueron obligadas a desnudarse frente a personal policial, hecho por el cual fue interpuesto un recurso de amparo ante el juez de garantía, el cual fue acogido por la justicia, que ordenó la libertad inmediata a todos los detenidos.

Por estas razones, los representantes estudiantiles “ante el incumplimiento reiterado de los compromisos adquiridos, la negativa constante al diálogo franco, el desconocimiento a la voluntad de la comunidad universitaria, la violencia impulsada hacia los propios estudiantes, el amedrentamiento a los funcionarios, la politica del miedo hacia los profesores” exigieron la renuncia de las autoridades de la UCN, encabezadas por el rector Misael Camus.

Otro punto mencionado por los estudiantes, es la derogación inmediata de los estatutos universitarios (Con lineamientos dictados desde El Vaticano) para reformar el sistema de gobierno universitario, reemplazándolo por un sistema democrático donde la comunidad universitaria, en forma triestamental, defina las políticas que la universidad requiere.

Finalmente los estudiantes informaron que durante los días sábado y domingo, se llevarán a cabo asambleas estudiantiles por carrera que determinarán los pasos a seguir en el curso de la movilización, “que lejos de apaciguar, cobra mas fuerza, ante acciones que nos reafirman, que cuando no nos pueden responder con ideas, las autoridades nos responden con violencia“.