Inescrupulosos convierten plazoleta en vertedero ilegal de basura

La basura se acumula en sectores destinados originalmente a ser áreas verdes. Fotografía gentileza de Claudio Muñoz León.

Residentes de otros sectores concurren en vehículos para botar escombros y basuras en lo que alguna vez fueron áreas verdes de la población Ana Gigglia Zappa.

Una nueva denuncia por acumulación de basura en sectores residenciales de Antofagasta, realizaron vecinos de la capital regional, que ven como los terrenos que se ubican a pocos metros de sus casas o las de sus familiares, se convierten en vertederos ilegales de desperdicios.

En esta oportunidad se trata de la plazoleta ubicada en la intersección de las calles Colombia y Faustino Sarmiento, en la población Ana Gigglia Zappa, cuyos vecinos solo pueden recordar con nostalgia lo que en los años 80 fueron bancas y áreas de recreación, ya que ahora se encuentra cubiertas con toda clase de escombros y basuras.

“Llegan en sus vehículos de otros sectores a botar todo tipo de basura y escombros a tal punto de crear este verdadero nido de vectores lleno de perros y recolectores de basura que afean el sector, generan mal olor e impiden el tránsito de niños y adultos mayores en un lugar destinado a las áreas verdes”, acusó Claudio Muñoz León, quien cada vez que visita a sus familiares residentes en el sector, debe presenciar el triste espectáculo.

Publicidad

El asunto se agrava, considerando que ya desde hace bastantes años los vecinos reclaman soluciones definitivas a esta problemática, así como fiscalización y sanciones a quienes llegas hasta el lugar a botar escombros y basuras,  “a vista y paciencia de todos los vecinos, porque ni siquiera les molesta que les “tomen” la patente para eventuales denuncias, respondiendo muchas veces con groserías e indiferencia”.

La basura y la contaminación parecen ser temas que han llegado para quedarse en la capital regional, ya que lo acontecido en la población Ana Gigglia Zappa no es un hecho aislado.  Con anterioridad este medio recogió otra denuncia de vecinos, quienes revelaron fotografías del verdadero “mar de basura” que flota en el terminal pesquero, afectando por igual a transeúntes así como a lobos marinos y otras especies del área.