Niños de Villa Esperanza de Antofagasta ya tienen una zona de recreo

Es el resultado del voluntariado corporativo de Komatsu Cummins a través de América Solidaria

7El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) a través del acuerdo entre América Solidaria (AS) y la empresa Komatsu Cummins, concluyó ayer el proyecto de voluntariado corporativo de la empresa japonesa, centrada en la recuperación del acceso al campamento Villa Esperanza, en el sector Balmaceda, que supone la  eliminación de barreras arquitectónicas en la entrada del citado espacio, en el que viven varios residentes con discapacidad, y la adaptación de una zona infantil para el disfrute de los más pequeños.

Además de promover las relaciones entre los propios funcionarios de Komatsu y de los residentes en Villa Esperanza (33 familias de procedencia colombiana y boliviana), durante tres jornadas de trabajo colaborativo, los participantes pudieron derribar los mitos existentes respecto a las personas que viven en campamento y compartir experiencias.

Esta actividad se llevó a cabo en el marco del Plan de Superación de Campamentos, del que forma parte el SJM, que tras levantar un diagnóstico entre los vecinos, dedujo la inexistencia de espacios de recreación, encuentro comunitario y áreas verdes que facilitaran la convivencia y la identidad territorial. Así, se decidió desarrollar este proyecto de recuperación de espacio común destinado al encuentro familiar y el desarrollo de actividades comunitarias y que ahora es una realidad.

Publicidad

Igualmente, al margen de la adecuación, el espacio también se embelleció con un mural realizado por el grafitero Camilo Barra.

Durante la inauguración, el gerente zonal de la distribuido Cummins, y representante del holding, destacó que “este proyecto es foco de orgullo y proyección en nuestro proceso de consolidación y trabajo con la comunidad”, mientras que una de las dirigentes, Sahira Rodriguez,  agradeció “este aporte tan grande y por el que estamos felices”. Por otra parte, la directora del SJM, Catalina Rojas, subrayó que “este campamento es un ejemplo de comunidad”,  felicitó “a todos los implicados por hacer este sueño realidad” e invitó al sector privado a implicarse  y promover en este tipo de iniciativas.