Municipio exige a Aguas Antofagasta medidas preventivas ante nuevas emergencias

Cientos de ciudadanos también se hicieron partícipes de la demanda colectiva contra la empresa

Se trata de la instalación de estanques de agua en consultorios, juntas de vecinos y establecimientos educacionales.

La Municipalidad de Antofagasta exigió a la empresa de servicios sanitarios Aguas Antofagasta,  responsable del prolongado corte de suministro que afectó a miles de antofagastinos que aún no reciben compensación económica por lo sucedido, que adopte medidas preventivas que permitan minimizar los efectos de eventuales nuevos cortes de suministro, como lo sucedido en marzo.

El anuncio fue realizado este lunes por la alcaldesa Marcela Hernando en el marco de su reunión con el director del Servicio Nacional del Consumidor, Juan Antonio Peribonio, quién informó además que el SERNAC determinó que existirán diferentes indemnizaciones de acuerdo a la duración del corte del suministro.

Publicidad

La Municipalidad de Antofagasta, querellante en el caso, considera que Aguas Antofagasta debe hacerse cargo de los daños generados a miles de antofagastinos independiente de su localización, ya que muchas familias además debieron comprar botellas de agua envasada.

La intención es que de aquí a un mes la empresa llegue a un acuerdo y acepte la propuesta del SERNAC, una vez que se determine cuánto será la compensación económica que recibirán las personas, nosotros como municipalidad nos haremos parte de eso y agregaremos las medidas de contingencia que ya hemos solicitado a Aguas Antofagasta”, manifestó la doctora Hernando.

Finalmente, se informó que mientras no exista un avenimiento formal entre la empresa y el SERNAC, la demanda colectiva interpuesta por el municipio sigue adelante, encontrándose en proceso de notificación. Una vez que Aguas Antofagasta tome conocimiento de ella, tiene un plazo de diez días para hacer sus observaciones respecto de la admisibilidad.

Con anterioridad, la empresa se negó a pagar la indemnización exigida por el SERNAC y se negó a reconocer su responsabilidad en los cortes del suministro.