Las demandas sociales se tomaron el Festival de Antofagasta

Kaukari hizo vibrar Antofagasta y no desaprovechó la oportunidad de entregar su apoyo a demandas ciudadanas.

No solo farándula y luces hubo en el Festival de Antofagasta. También existieron momentos en los cuales las demandas sociales de la ciudadanía se tomaron este espectáculo, tanto arriba como abajo del escenario.

Tal como acontenció en otros importantes festivales del país, como Olmué y Viña, las demandas sociales no estuvieron ausentes del espectáculo gratuito más grande del país. En La Perla del Norte, fue la banda local Kaukari; quien se encargó de recordar el momento de descontento social que se vive con la institucionalidad vigente.

El conjunto local, a quien le correspondió abrir la segunda noche de festival, inició su presentación con un homenaje a Víctor Jara. Entonces los integrantes interrupieron su presentación para manifestar su apoyo al pueblo mapuche, los estudiantes movilizados por una educación gratuita y la ciudadanía que se opone a las represas en la patagonia, todo ello ante la ovación de las más de 100 mil personas que repletaron el sitio uno del puerto.

Sin embargo, algunos canales locales suspendieron la transmisión, para realizar una entrevista profundizando respecto a la ausencia del artista trasandino Fito Paez, causando inmediatas críticas en las redes sociales, donde también se criticó que no se nombrara la venta de agua del Río Loa y la privatización del Litio, por parte del gobierno de Sebastián Piñera.

Publicidad

Durante la noche de cierre, fue el tambuén grupo local Punahue, ganador del Ancla de Oro 2012, el encargado de volver a demostrar la vigencia del descontento social, aludiendo durante la conferencia de prensa a la importancia de los movimientos sociales durante la historia.

“A principios del siglo pasado fueron los mineros del salitre los que hicieron historia, ahora son los estudiantes”, manifestó uno de los integrantes de a banda ante las consultas de la prensa.

El “mostruo” antofagastino rugió

Pero no solo fueron los artistas quienes se manifestaron durante el festival. La ciudadanía también tuvo mucho que decir, y es que si bien se valoró el hecho de que el festival fuera gratuito y ningún artista resultó “devorado” durante su presentación, los asistentes al festival no dudaron en criticar con dureza el hecho de que mientras la mayoría estuvo de pie, solo un grupo privilegiado tuvo acceso a los asientos, principalmente autoridades.

Asimismo, existieron críticas a la organización producto de los diferentes cambios a última hora durante el festival. A las fallidas conversaciones con Marc Anthony, se sumó la ausencia del astro trasandino Fito Pez, quien se ausentó del festival, producto de un problema mecánico en el vuelo charter que lo traería a Antofagasta, según indicó la producción.

Sergio Lagos y Nicole se vieron obligados a informar del hecho en medio del desarrollo del espectáculo, en medio de las pifias del público, conformando uno de los momentos más tensos vividos durante los tres días del Festival Antofagasta Junto al Mar.