Autoridades se pasan la pelota por retraso en el regreso a clases

El Seremi de Educación señaló desconocer el retraso en el inicio de las clases, hecho que desmiente la Corporación Municipal. (Archivo)

Mientras el Seremi de Educación calificó de “sorprendentes”  las reparaciones de última hora en cinco establecimientos educacionales, desde la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS) señalaron que la autoridad de gobierno conocía la situación y que el retraso se debe a la demora en la entrega de recursos.

Opiniones divididas mantienen la Corporación Municipal  y el Seremi de Educación, Vicente Ayala, respecto a las reparaciones de último minuto que obligaron a suspender el inicio de clases en cinco establecimientos educacionales de Antofagasta.

La medida afecta a los alumnos del nuevo Liceo “La Chimba” que será inaugurado este lunes junto a un basural, el Liceo “Andrés Sabella”, la Escuela de Párvulos “Semillita”, la Escuela de Párvulos “Blanca Nieves” y la Escuela “Huanchaca”, recintos que aún se encuentran con trabajos de remodelación y construcción.

Al respecto, la autoridad de gobierno había calificado de “sorprendente” esta situación, considerando que desde inicios de febrero se realizó una visita inspectiva a diversos recintos de la zona y la respuesta por parte de los sostenedores fue siempre de estar con los plazos normales en materias administrativas y de obras.

Publicidad

Opinión diametralmente opuesta mantiene el Secretario de la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CORMUDESO), Mario Acuña Villalobos, quien manifestó que la situación estaba en conocimiento de Vicente Ayala durante reuniones previas, si bien  “las visitas que ha hecho la seremi a los establecimientos educacionales lo hizo en forma individual y no en conjunto con la CMDS

Asimismo, Acuña manifestó que el retraso en las obras y por ende, del inicio de clases, obedece a la demora del gobierno en la entrega de los recursos necesarios.

“Para esas obras se debió pedir recursos al gobierno regional y obviamente los trámites administrativos deben tener las respectivas autorizaciones que demandan su tiempo y eso provocó no tener los trabajos finalizados el 1 de marzo cuando ingresaron a clases la mayoría de nuestros alumnos”, concluyó.