El Ferrocarril de Antofagasta cumple 130 años de presencia en la región y está dando pasos concretos para asegurar su permanencia, modernizando y fortaleciendo el servicio de transporte de carga para la industria minera, principal sector productivo de Chile.

El hito más notorio este 2018 es la llegada y puesta en operaciones de las primeras 7 nuevas locomotoras EMD modelo GT42 AC, con las cuales la compañía da el punto de partida a la renovación de su flota, proceso que continúa el 2019  con la llegada de otras nuevas 11 locomotoras.

Publicidad

La firma -propiedad 100% de Antofagasta plc y cuyo transporte anual supera los 6 millones de toneladas-, está concretando un plan de inversiones en locomotoras de mayor tecnología, mejor habitabilidad de la cabina y compromiso por la sustentabilidad, al ahorrar combustible y reducir comparativamente las emisiones de CO2 con respecto a los equipos actuales.

Cumplimos 130 años aportando al desarrollo económico y social de la región, favoreciendo la empleabilidad local al ser una fuente laboral atractiva y estable para más de 1.330 trabajadores que casi en su totalidad residen en Antofagasta, Calama y Mejillones. El Ferrocarril de Antofagasta es y seguirá siendo un eslabón indiscutido para la competitividad de la minería regional. Por eso la adquisición de nuevas locomotoras, carros y contenedores nos permitirá potenciar nuestra capacidad de transporte, la seguridad de las operaciones y las personas, y respeto por el medio ambiente”, enfatizó Mauricio Ortiz, gerente general del Ferrocarril de Antofagasta.

DCIM100MEDIADJI_0085.JPG
DCIM100MEDIADJI_0085.JPG

Capacitación del personal

Estas locomotoras de última generación ofrecen un gran nivel de productividad y ergonomía excepcional para los maquinistas. El aporte a la operación de estos equipos se centra en la mayor potencia para el arrastre de carga, gran resistencia a altura geográfica y nivel del mar. ‘Elevan el estándar en mantenimiento predictivo lo cual permite generar una operación mucho más confiable y segura’, expresó Andrew Parker, Gerente de Flota EMD Sudamérica.

En este contexto, la operación de las GT42 AC llevó a la empresa preparar a su personal. Quince trabajadores del Ferrocarril de Antofagasta viajaron a Estados Unidos, a la fábrica de EMD, empresa del grupo Caterpillar, para recibir capacitación directa. Ellos a su vez han apoyado con la certificación práctica de 58 operadores y mantenedores para las nuevas GT42 AC.

Ismail Hemdan, Supervisor de Seguridad y Formación del FCAB expresó que ‘conocer y operar una GT42 AC es un bonito desafío para un maquinista de larga trayectoria, como es mi casoSabemos que son equipos que beneficiarán en todo sentido la actividad ferroviaria y no sólo me refiero a la productividad, sino también a la condición de la cabina’.

En la misma línea opinó Marcelo Cáceres, electromécanico de locomotoras: ‘las capacitaciones que hemos recibido han sido exhaustivas y han fomentado el trabajo en equipo; yo las recibo con harto entusiasmo y apoyo en el proceso de aprendizaje a otros compañeros para abordar la mantención de estos equipos nuevos’.