El Colegio Médico de Chile Regional Antofagasta, llamó a la ciudadanía a sumarse a la solicitud transversal de los consejeros regionales, para que la propia seremi de Salud de Antofagasta, con apoyo del Minsal, dicte cuanto antes la resolución zona de emergencia sanitaria por arsénico, que permita a Antofagasta acceder prontamente a los fondos de necesarios, para enfrentar la situación de contaminación por el metaloide que está afectando a la comuna.

Dicha petición surge luego del reconocimiento de la seremi de Salud de Antofagasta del riesgo para 30 mil antofagastinos afectados con arsénico inorgánico, luego de los primeros resultados de 1500 muestras, que arrojaron 117 afectados (60 mujeres, 37 hombres y 20 niños), cifras que podrían seguir aumentando, conclusión que formó parte central del análisis de la entrega de resultados del estudio de polimetales del CITUC al Consejo Regional (CORE), por parte de la propia autoridad sanitaria, actividad realizada en la última sesión de este martes 18 de diciembre.

La petición se circunscribe, en la inexistencia de recursos económicos en manos de la autoridad de salud local, que ayuden a financiar los exámenes de arsénico en orina para todos los habitantes de la comuna, monto de $45 mil pesos por examen, necesidad que se desprende del estudio de prevalencia y representatividad poblacional de afectados efectuado por el CITUC, que detectó que un 8% de la población total de Antofagasta, más de 30 mil personas, presenta riesgo de presencia del metaloide.

Publicidad

Para el Colegio Médico Regional Antofagasta, dicha medida debería sumarse también a la dictación de una ley de polimetales para la ciudad, similar a la normativa vigente en Arica, con su consecuente guía clínica, para enfrentar la contaminación con metales pesados y la necesaria estimación total de horas médicas y recursos en salud, medidas que facilitarán el avance a una solución integral a esta grave problemática sanitaria.

Dicha situación, de no resolverse con celeridad, según el gremio médico aumenta el riesgo de cáncer en la población antofagastina, que ya posee la más alta incidencia de esta enfermedad en el país.

 PREOCUPACIÓN

Los resultados de este estudio causaron preocupación entre las autoridades de Antofagasta, debido a la cantidad de personas afectadas por la contaminación con arsénico, que supera las 30 mil.

Al respecto, la Consejera Regional Katherine San Martin (RN), indicó que “hoy se tiene la certeza de que al menos, 30 mil personas que viven en Antofagasta, están contaminadas con el Arsénico. Eso debe activar una mirada de planificación pero de carácter urgente y con trazabilidad en el tiempo. Cuando se trata de salud los recursos deben estar. Y si para eso es necesario el aporte de todos, tanto CORE, Gore, Municpalidad y nivel central, debe hacerse“.

Por su parte, el Consejero Regional Ricardo Díaz (RD), indicó que “el comunicado inicial respecto del estudio fue irresponsable y apresurado. Este estudio no desestima la contaminación existente en la ciudad. Todo lo contrario hay trazas de personas contaminadas a lo largo de toda la capital regional“.

Díaz agrega que “el estudio también ratifica que todas las medidas exigidas por el movimiento social fueron en la medida correcta y se hace necesario mantener dicho control a las empresas contaminantes. Se requiere un plan de vigilancia para identificar y tratar a las más de 30.000 personas afectadas con arsénico. El CORE fue enfático en pedir a la seremi un plan de acción que dé garantías a la ciudadanía de vivir en un medioambiente seguro. Quiero expresar a toda la ciudadanía que al menos desde el CORE promocionaremos medidas concretas para que el cáncer sea tratado en forma preventiva“.