“¿Está el Periodismo a la altura de los cambios sociales?” fue la charla magistral que presentó en la Biblioteca Regional de Antofagasta la Presidenta Nacional del Colegio de Periodistas, Margarita Pastene, en el marco de la constitución del Tribunal de Ética, que revisará el ejercicio de la profesión de periodistas y medios de comunicación en Antofagasta.

Una visita en la cual la dirigente nacional del gremio visitó la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte, de la cual fue alumna, así como también conversó con Diario Antofagasta en relación a los desafíos del periodismo para adaptarse a los cambios sociales, además del rol que deben jugar los periodistas y medios regionales para informar de manera ética, responsable y veraz a la ciudadanía.

¿Está el periodismo a la altura de los cambios sociales?

Publicidad

Tenemos que partir diciendo una respuesta negativa, no estamos a la altura de los cambios sociales, y por lo tanto tenemos que hacer una autocrítica profunda. Los medios de comunicación necesitamos hacer una autoreflexión, necesitamos unirnos todos y todas a este diálogo para ver de que manera estamos contribuyendo realmente a lo que la sociedad esta exigiendo a los medios. Tenemos una sociedad mas empoderada, mas informada, opinante, por lo tanto los medios de comunicación no podemos continuar ramplonamente respondiendo a los requerimientos de la sociedad.

¿Cuales son estos cambios sociales más importantes que se están produciendo, en los que el periodismo debe estar a la altura?

Yo creo que las redes sociales han generado un empoderamiento de la sociedad, eso quiere decir de que la gente tiene conciencia de que puede plantear sus requerimientos. El movimiento estudiantil del 2011 nos señaló una ruta para caminar hacia la educación gratuita, y lo lograron, aun cuando hoy día está eso en cierto retroceso. El empoderamiento de las mujeres para hacernos mas visibles y por lo tanto el movimiento feminista, la marcha de las mujeres fue una señal potente que nos damos entre todos y todas, también la interculturalidad es algo que se palpa, que se siente, los pueblos originarios hoy día están demandado el reconocimiento. No somos una sociedad homogenea, somos una sociedad multicultural Además quiero recalcar que hay personas que llegaron a nuestro país que han han venido a enriquecer con su cultura, con su idioma, con sus formas de ver la vida, nos amplían la forma de ver el mundo, y por lo tanto eso para mi son cambios sociales en términos culturales, de como hoy en día nos estamos cuestionando permanentemente de lo que hacemos y como necesitamos respuesta para ello, el tema de  No mas AFP, planteamineto hecho por Luis Mesina con bastante energía, y todos y todas nos hemos sumado a su demanda y que en algún momento el gobierno deberá reaccionar a ello.

Hay quienes dicen que una sociedad democrática sana tiene mayor cantidad de medios. ¿Se puede decir que nuestro país tiene un tema pendiente con la diversidad de miradas y medios de comunicación?

Tal vez no necesitamos tantos medios, pero si medios que respondan al pluralismo, que exista la diversidad de opiniones. Por ejemplo Televisión Nacional debiera ser la gran pantalla para que nos reflejemos ahí sin ocultar lo que somos, pero actúa de la misma manera de los medios que tienen la concentración política, ideológica y económica.

En relación a la sintonía que deben tener los medios con los cambios sociales, recientemente Diario Antofagasta ha sido reconocido por ser el primer medio en la región que implementa un protocolo contra el acoso sexual. ¿Le parece el camino correcto a seguir por los medios?

[perfectpullquote align=”right” bordertop=”false” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]”El Mercurio no estuvo a la altura de un discurso respetuoso hacia las mujeres” [/perfectpullquote]

Me parece maravilloso y los felicito por eso. Yo creo que la ola feminista nos pasó por encima, no estábamos preparados, las universidades recién están generando sus protocolos. Acaba de haber un acuerdo con el Mineduc, porque esa era una verdad oculta y no nos hicimos cargo como sociedad. No prestamos atención a que las mujeres estábamos siendo vulneradas, violentadas, acosadas, maltratadas y cuando fuimos capaces de levantarnos y decir no queremos ser violentadas, ninguneadas, ahí nadie lo pudo negar y salimos a la calle, más de 200 o 400 mil salimos a la calle pidiendo un trato distinto y hasta “El Mercurio” tuvo que poner en portada la fotografía de la multitudinaria marcha, tuvo que reconocer que había un cambio social que era imposible de negar. “El Mercurio” no estuvo a la altura de un discurso respetuoso hacia las mujeres, al revés, a través de los medios de comunicación de la empresa “El Mercurio” hubo mucho estereotipo, negaron el verdadero rol de las mujeres. No somos acompañamiento, no somos figuritas, somos profesionales, somos mujeres que participamos en el desarrollo económico y político del país.

Usted mencionaba el rol del diario “El Mercurio” como un medio históricamente opositor al avance de los cambios sociales, sin embargo hay quienes sostienen que los diarios de papel “tradicionales” poseen una mayor credibilidad que los medios digitales, por ejemplo.

Yo no creo eso, creo que hay una tradición de la prensa hegemónica y hoy hay otras iniciativas con plataformas digitales, que por ejemplo generan un protocolo para abordar el tema de género como hacen ustedes. Esas son las plataformas que van a seguir ganando la preferencia y la confianza de las personas.

Respecto al ejercicio del periodismo, algunos críticos señalan que los medios regionales tienen una brecha técnica y de calidad en comparación a los medios de Santiago. ¿Está de acuerdo con eso?

[perfectpullquote align=”right” bordertop=”false” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]”No hay nada más cercano a la gente, de lo que ocurre realmente, que los medios regionales”[/perfectpullquote]

Te agradezco esa pregunta, porque hay algo que me gustaría rescatar. No hay nada más cercano a la gente, de lo que ocurre realmente, que los medios regionales. El público de los medios regionales es mayor a los grandes medios de comunicación con mayor cobertura y por lo tanto esa confianza, esa empatía, ese reconocimiento mutuo es bueno, porque yo me siento parte de ese medio de comunicación, de lo que me habla ese medio, porque no es ajeno porque lo vivo diariamente. Por lo tanto para mi el periodismo local, el periodismo regional, es la esencia de la vida de algunas personas y contribuye para que las personas tomen conciencia de su propia historia, de su propia realidad.

En relación a la ética periodistica, una práctica recurrente es la duplicidad de funciones, donde por ejemplo el asesor de una empresa o un parlamentario al mismo tiempo ejerce funciones periodísticas como dirigir un medio, publicar columnas o noticias. ¿Existe un conflicto allí?

[perfectpullquote align=”right” bordertop=”false” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””]”Yo no puedo ser un periodista creíble si además estoy asesorando a una persona para que aparezca bien en los medios”[/perfectpullquote]

Yo sé que aveces las personas no pueden ganar mucho en un medio de comunicación y tienen que hacer otros pitutos, pero para mi eso transgrede totalmente la ética. Queda en una linea muy difícil de identificar en qué punto paso a lo antiético, de lo que no es correcto, porque yo no puedo ser un periodista creíble si además estoy asesorando a una persona para que aparezca bien en los medios, para presentarlo de buena manera. Eso es propaganda, entonces no podemos combinar en una sola persona ejercer propaganda y ejercer el periodismo.

¿Cuales son los principales desafíos de hoy para mejorar el ejercicio del periodismo, hacer frente a las faltas de ética y cumplir mejor la función de informar la verdad a los ciudadanos?

Nosotros tenemos que estar en una constante alerta, constantemente autrorregulándonos, debe existir un compromiso real con la ciudadania y con una ciudadanía empoderada un periodista tiene que estar adelante, no puedes estar a la retaguardia. Por lo tanto tienes que ser previsor, estar perfeccionándote, capacitándote, profundizando en los temas. A la gente ya no le gusta la liviandad, y por lo tanto tenemos que hacer un periodismo de investigación, pero no solo de denuncia, el periodismo de investigación puede realizarse también desde la cultura, la ciencia, la educación.