Prohíben funcionamiento de dos conocidos pubs del sector sur de Antofagasta

Con el fin de dar respuestas a los vecinos, la municipalidad junto a organismos gubernamentales fiscalizaron durante la noche de este viernes pub – restaurant con expendio de bebidas alcoholicas de calle Angamos.

En la fiscalización se constató faltas a la normativa vigente, desde incumplimiento de la ley de alcoholes, ingreso de menores de edad, entre otros incumplimientos.

Al respecto, la Alcaldesa Karen Rojo, manifestó que “las direcciones  de la municipalidad participan de estos operativos a fin de dar respuesta a los requerimientos de los vecinos y responder a las denuncias que a diario nos hacen llegar. He solicitado a las distintas direcciones que sean parte en fiscalizaciones dentro de los locales comerciales de avenida Angamos y así lo hemos hecho”.

Publicidad

Ramón Valverde, Director de Seguridad Pública agregó que “se está atendiendo a diversas denuncias que han llegado diciendo que nos se encuentran en forma regular su funcionamiento y además que se estaría expendiendo bebidas alcohólicas a menores de edad”.

El operativo se desarrolló con diversas instituciones como la gobernación provincial, seremi de salud, dirección del trabajo, superitendencia de electricidad y combustibles, servicios de impuestos internos y carabineros.

Al respecto la goberndora Katherine López, explicó “lo importante es escuchar, atender y verificar en terreno que se estén sometiendo a todas las disposiciones legales estos locales”.

Los recintos fiscalizados donde se encontraron graves irregularidades que ponen en peligro la seguridad y salud de trabajadores y clientes fueron los pubs, “Uniko” y “El Boliche”, a quienes se les decretó la prohibición de funcionamiento.

En el caso del pub “Uniko”, el local presenta riesgos en desniveles y accesos inseguros. Posee un mal manejo de residuos, procesamiento y manipulación de alimentos. La Municipalidad cursó dos infracciones por Ley del Tabaco. SII detectó una muy baja de emisión de boletas. Carabineros cursó una infracción por no vender alimentos mientras se consume alcohol y la Dirección del Trabajo comprobó que los dependientes no tienen contrato, una ciudadana extranjera laborando con visa de turista y el dueño del recinto, no contaba con ninguna documentación laboral exigida por ley.

En tanto el subcomisario de Playa Blanca, capitán Gonzalo Rebolledo, dijo que en este operativo nos preocupamos de hacer los controles a personas y constatar que todas las personas que se encuentran consumiendo en el local sean mayores de edad”.

Estas acciones de fiscalización se mantendrán en el área a fin de corrobar las denuncias que se han generado por parte de residentes de casas colindantes a estos locales, los que deben cumplir con la normativa vigente y no generar complicaciones a la comunidad.