Condenan a mujer que agredió a su conviviente en Antofagasta

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó a una mujer identificada como Adiela Rivera Alméciga, de 50 años  por el delito de lesiones menos graves y otro de desacato, ambos en contexto de violencia intrafamiliar.

Por el primero de los ilícitos le aplicó una pena de 61 días de presidio menor en su grado mínimo, mientras que por el segundo, la pena ascendió a 541 días de reclusión menor en su grado medio.

Además se le impuso la pena accesoria de prohibición de acercarse a la víctima, ya sea a su domicilio, lugar de trabajo o estudio, así como a cualquier otro lugar al que este concurra o visite habitualmente, por el término de dos años.

Publicidad

Los hechos por los que acusó la fiscal Mabel Bautista, indican que el 21 de febrero del año 2018, cerca de las 23 horas la imputada y su conviviente, se encontraban en su domicilio en Avenida Argentina sosteniendo una discusión de índole familiar, a raíz de lo cual la acusada golpeó a su pareja con golpes de pies y puño y agrediéndolo además con un cuchillo con el que le provocó cortes en distintas partes de su cuerpo, de carácter leve.

Posteriormente  el 15 de marzo del año 2018, la víctima se encontraba en su domicilio de calle Matta, cuando hasta el lugar llegó la acusada. Su ex conviviente la conminó a abandonar el sitio, ya que tenía una prohibición de acercarse y la incumplió, por lo que la víctima llamó a Carabineros, quién encontró a la mujer en el domicilio.

Adiela Rivera renunció a su derecho a guardar silencio y declaró en el juicio, reconociendo que efectivamente tuvo una relación de convivencia con la víctima la que resultó difícil por la afición a la bebida que él tenía y cada vez que se embriagaba había peleas y terminaban a golpes.

Por su parte la víctima reconoció también la convivencia que tuvo buenos resultados al comienzo pero posteriormente se fue deteriorando por el carácter violento de la mujer y que fue por esa razón que se tuvo que cambiar de casa.

El Tribunal, luego de escuchar la prueba consistente en testimonial, pericial y documental dio por acreditados, tanto los hechos como la responsabilidad que en los mismos correspondió a la acusada.

Atendido que reunía los requisitos que dispone la ley, se le sustituyó la pena privativa de libertad por la de remisión condicional.