Desmantelan “servicio de delivery” de drogas por whatsapp en Antofagasta

Una investigación realizada por el OS7 de Carabineros de Antofagasta, que incluyó la utilización de agentes encubiertos, permitió desmantelar el particular “servicio de delivery” que realizaban tres comerciantes de drogas en la capital regional.

En el primer procedimiento fue detenido un conductor y su acompañante.
Las diligencias especializadas pudieron establecer que el sujeto investigado concurriría hasta la Coviefi, con el fin de hacer entrega de una indeterminada cantidad de drogas.


Con estos antecedentes el OS.7 instaló los servicios de vigilancia, siendo controlado en Avenida Argentina con Luis Undurraga. En el lugar fueron detenido L.A.L.V. de 31 años, chileno y su acompañante, una mujer identificada como C.A.B.C. de 29 años, chilena.

Publicidad

El segundo procedimiento se concreta también en base al trabajo investigativo de Carabineros del OS7, donde se mantenía información que una persona de sexo masculino, se estaría dedicando a la comercialización de drogas a través de una app de mensajería, bajo el sistema de reparto delivery.

Por lo anterior y utilizando la figura del agente encubierto, se procedió a concertar una transacción de drogas entre el detenido y un agente policial.

De esta manera se coordinó que la transacción se realizaría en pasaje Lumaco con Vilcun, desplegándose los servicios por parte del OS7, apoyados por personal territorial de la Subcomisaria Playa Blanca.


Al llegar el vendedor en un automóvil Chevrolet Sail y al ser fiscalizado por Carabineros el conductor realiza una maniobra evasiva, acelerando fuertemente el móvil en dirección del personal, con claras intenciones de atropellarlos. La situación fue controlada por Carabineros, procediendo a la inmediata detención de sus ocupantes, identificados como M.J.A.C. de 18 años, chileno y su acompañante una mujer identificada como M.S.V.E. de 28 años, chilena.

Por último, el tercer procedimiento dio termino a otra investigación que estableció la existencia de una persona, que también a través de una app de mensajería y se dedicaba a la distribución de drogas.

Con el uso del agente encubierto, amparado en la Ley 20.000 de drogas, se concertó la venta de marihuana. De esta manera se coordinó la transacción en las calles Antilhue con Quillen, lugar donde se sostuvo vigilancia observando a una persona de sexo masculino, que se acercaba al sector previamente acordado. El vendedor es fiscalizado y detenido en el lugar siendo identificado como L.P.M.H. de 21 años, chileno.