Antofagasta: Trabajadores de Minera Escondida paralizan faenas

"Somos parte de un Pueblo que se cansó y exige cambios", indicaron desde el Sindicato, llamando a un gran paro minero "en protesta por la represión ejercida en contra del Pueblo y los abusos empresariales".

A contar de las 8 de la mañana de este martes comenzó la paralización total de faenas en Minera Escondida, en protesta contra la represión desatada “por un Gobierno sordo a las legítimas demandas sociales” y en rechazo a “infracciones y abusos” de la empresa.

Así lo dio a conocer el Sindicato Número 1 mediante una declaración pública, en la cual indica que en virtud de esta movilización sindical decidida democráticamente, se ha detenido completamente el yacimiento minero.

Nuestra organización sindical no aceptará abusos ni represión de los empresarios ni de su Gobierno, menos aún cuando la represión afecta incluso a los propios hijos de los trabajadores que se manifiestan contra un sistema injusto que ha sido impuesto por los que hoy gobiernan“; indica el comunicado.

Publicidad

Asimismo los trabajadores reclaman a la empresa que otorgue facilidades para retornar a sus hogares, “ya que la Empresa ha privilegiado mantener la producción, sin gestionar salvoconductos oportunamente, obligando a mantenerse muchos trabajadores en faenas en una suerte de indebida retención“.

LLAMADO A PARO MINERO

Somos parte de un Pueblo que se cansó y exige cambios“, agrega el comunicado, llamando a todos los trabajadores mineros de nuestro país a manifestarse “en protesta por la represión ejercida en contra del Pueblo y los abusos empresariales“.

Asimismo rechazan el “intento de confundir la legítima protesta social con la acción del lumpen. Condenamos las acciones de violencia y convocamos a la disciplina y madurez social para que la protesta se realice con la fuerza legítima y pacífica del Pueblo“.

En otro de sus puntos, los trabajadores exigen “el cese de la represión y el retiro de las fuerzas armadas de las calles“, como también que “el Gobierno y el Congreso, con la activa participación del mundo sindical y social, inicien la legislación y los cambios fundamentales que realmente se hagan cargo de las necesidades de las grandes mayorías nacionales, a fin de construir un país justo para todas y todos“.