Negligencia obstétrica: Clínica de Antofagasta deberá pagar millonaria indemnización a padres de niña en gestación que murió por asfixia

El Cuarto Juzgado Civil de Antofagasta condenó a la clínica privada Bupa Antofagasta a pagar una indemnización total de $60.000.000 (sesenta millones de pesos) por concepto de daño moral, a los padres de niña de 36 semanas de gestación que falleció en el vientre materno producto de una hipoxia aguda (asfixia).

En el fallo, la magistrada Susana Tobar Bravo ordenó a la Clínica Bupa Antofagasta indemnizar a los demandantes, tras establecer el actuar negligente del equipo obstétrico, que no informó oportunamente a personal médico las complicaciones que presentaba el embarazo y activar el tratamiento de emergencia.

Las dificultades que se presentaron en la jornada de la tarde del día 3 de abril de 2017, para registrar de forma continua los latidos cardiofetales -procedimiento cuya ejecución si bien se dejó constancia en la ficha clínica, resulta ininteligible- y la omisión de personal obstétrico de informar oportunamente de aquella circunstancia a personal médico, despojaron a la demandante de la detección oportuna de la patología del cordón umbilical y la asfixia que estaba afectando al feto“, indica el fallo.

Publicidad

Asimismo, tampoco se detectó “la chance de evitar que dicha circunstancia se siguiera extendiendo y que se tratara médicamente de manera acertada, adecuada y -quizás- eficaz,  privándola de la posibilidad de una intervención médica -lo más lógico una cesárea de emergencia que probablemente pues el feto presentaba condiciones normales acorde a su gestación- hubiera finalizado con éxito, produciéndose el nacimiento“, sostiene el fallo.

La resolución agrega que “en consecuencia, concurriendo todos los requisitos de la responsabilidad contractual que se demanda, esto es, la una conducta negligente, la existencia de un daño moral, y que entre estos exista un nexo causal, deberá darse lugar a la indemnización” la cual se fijó en 40 millones de pesos para la madre y 20 millones de pesos para el padre.