La borrachera de concejales y graves denuncias que gatillaron la expulsión de la cúpula de la UDI en Antofagasta

Borrachera e intentos de ingresar a la habitación de una concejala, presiones y abandono de deberes, son parte de las graves acusaciones que analizó el tribunal supremo de la UDI determinando expulsar al Presidente y el Secretario Regional. El removido Presidente afirma que las acusaciones "son absolutamente falsas".

Facebook

El Tribunal Supremo de la Unión Demócrata Indenpendiente (UDI) determinó la remoción de sus cargos del Presidente Regional del Partido, el concejal de Sierra Gorda Diego Fernández y el Secretario Regional, Horacio Cortés.

Lo anterior producto de graves denuncias que figuran en la resolución del tribunal de ese partido, con fecha 4 de febrero del 2019, a la cual tuvo acceso El Diario de Antofagasta, donde se menciona que se recibieron diversas acusaciones por parte de militantes del partido, como Rossana Díaz Corro (actual Seremi de Salud), Walter Garrido, Rosa Fernández (Concejal de Tocopilla) y Jenny Lagunas (concejal de Sierra Gorda por la UDI), quienes acusan distintas situaciones en las que se encontrarían involucrados tanto Diego Fernández como Horacio Cortés.

La primera de ellas, de acuerdo al documento, es una actividad social de recaudación de fondos para un miembro del partido que padece cáncer el 13 de julio del 2019, la cual debía ser presidida por los directivos. Sin embargo, se ausentaron, lo cual es considerado por el militante que denunció estos hechos como un abandono de los deberes como representantes de la colectividad política.

Publicidad

Otra denuncia que recae sobre la removida directiva, es la falta de gestión de ayuda a familias afectadas por las lluvias en la Provincia El Loa, indicando el denunciante que tanto Garrido como Fernández no solo no gestionaron esta ayuda, sino que se opusieron a ello.

BORRACHERA DE CONCEJALES

Las acusaciones más graves provienen de la Concejal UDI por Tocopilla, Rosa Fernández, quien expuso que fue perjudicada por el Presidente Regional de la colectividad, Diego Fernández, para la obtención de un empleo, extraviando además su título profesional.

Asimismo, la concejala refirió en sus declaraciones que se efectuó un seminario de Concejales en la comuna de María Elena. Es en ese contexto que durante la noche, habiéndose retirado hasta su pieza para descansar, nota que golpean su puerta insistentemente.

Al abrir, “se encontró con el Sr. Fernández completamente ebrio, junto a otro concejal queriendo entrar a la habitación, lo que por cierto fue rechazado. Posteriormente al día siguiente, pretendió excusarse de su actitud“.

La declaración de la concejala indica además que a raiz de estos hechos “hicieron una especie de sumario que llevó a cabo el militante Pablo Castillo, pero nunca se tuvo conocimiento de que se hubiera aplicado alguna sanción a raíz de ello“.

Por su parte, el documento incorpora también la denuncia de Rossana Díaz Corro, actual Seremi de Salud de Antofagasta, quien en declaración notarial ratifica lo expresado en el documento original, además de referir que antes de la elección de la directiva de ese partido, el secretario de la UDI, Horacio Cortés, había concurrido a su oficina expresando “que si no votaba por ellos no le darían ningún tipo de cargo y no tendría posibilidad de postular a cargo de elección popular

“ACUSACIONES ABSOLUTAMENTE FALSAS”

Frente a esta resolución del Tribunal, este diario solicitó la declaración deL Presidente de la removida directiva. En este sentido, el concejal de Sierra Gorda, Diego Fernández, indicó que “Las acusaciones son absolutamente falsas” y que realizará una conferencia de prensa junto a la directiva y militantes del partido.

A su vez, señaló que apelaron a la resolución interpononiendo un recurso de nulidad.