Contraloría confirma millonaria pérdida y abandono de equipos médicos en ex Hospital de Antofagasta

Auditoría fiscalizó el traspaso de los bienes desde el Servicio de Salud a la Universidad de Antofagasta confirmando irregularidades que diera a conocer en 2019 una investigación periodística de este diario. Ente fiscalizador instruyó que se enviaran los antecedentes al Ministerio Público.

Equipamiento de alto costo abandonado, y extravío de equipos y equipamiento fueron los principales hallazgos de la Auditoria realizada por la Contraloría General de la República respecto de los bienes adquiridos para el antiguo Hospital Regional “Dr. Leonardo Guzmán” con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).  

La auditoría, que se da a conocer además en momentos en que con mayor urgencia se requiere contar con equipamiento médico en recintos asistenciales, confirma detalles de la investigación periodística de El Diario de Antofagasta publicada en 2019 que despertó amplias repercusiones luego que este diario revelara la pérdida de equipos médicos, mal manejo de recursos públicos y pagos injustificados, además del aterrizaje en pleno año electoral de familiares y cercanos al Senador del Partido Por la Democracia (PPD) Pedro Araya Guerrero y personeros vinculados a ese partido político de la ex Concertación, realizándose también llamativos y millonarios pagos por “sueldos fantasma” e indemnizaciones a directivos y su abogado, el ex concejal Jaime Araya Guerrero (PPD).

El mencionado fondo del FNDR financió entre 2015 y 2018 la adquisición de equipos y obras de mejoramiento por más de $8 mil millones. De ese monto, la muestra analizada por la Contraloría correspondió a 247 bienes, por un monto de poco más de $4 mil millones. 

En el ex recinto asistencial se encontraron abandonados, por ejemplo, una central de monitoreo de mediana complejidad para cardiología, de un costo de $191.188.970; una central de monitoreo con 12 monitores, para pabellón adulto, por $186.768.120.

La situación observada por el ente fiscalizador se refiere a la falta de acciones del Servicio de Salud de Antofagasta, el ex Hospital Regional y de la Universidad de Antofagasta, “sin que a febrero de 2020 se hayan adoptado las medidas necesarias para darle uso a estos equipos, advirtiéndose así un desaprovechamiento de bienes y uso poco eficiente de los recursos públicos”. El equipamiento se encuentra sin mantención al día, “con el riesgo de quedar obsoleto, debido a su nulo uso”, advierte el informe.

La fiscalización ordenó que el Servicio de Salud de Antofagasta y a la Universidad de Antofagasta que buscaran ocho activos, que tienen un monto total de a $176.590.217, que debiesen encontrarse en el ex Hospital Regional.

Publicidad

En caso de no ser habidos, procede hacer la denuncia ante el Ministerio Público por la eventual sustracción de esos bienes en un plazo de 15 días hábiles. Lo mismo debe hacer la institución respecto de dos equipos de fototerapia y dos sillas de ruedas.

El Hospital Regional, entidad que reconoció que no fueron encontrados 15 bienes, por un valor de $19 millones, debe denunciar al Ministerio Público la eventual sustracción de esos bienes, en un plazo de 15 días hábiles.

El ex Hospital Regional fue entregado por el Servicio de Salud de Antofagasta a la Universidad de Antofagasta en noviembre de 2017, incluido el edificio, y todos los bienes inmuebles del recinto, ubicados en av. Argentina 1962, una operación que generó serias dudas por cuanto a la cabeza de la fundación privada creada al alero de la Universidad de Antofagasta que recibió los equipos médicos, se encontraba el ex consejero regional y ex director de Servicio de Salud de Antofagasta (SSA) durante el Gobierno de Michelle Bachelet, Zamir Nayar (PPD), quien firmó y autorizó el traspaso de bienes.

Lea también: