Banco deberá restituir fondos a clienta de Antofagasta que sufrió millonario fraude en su cuenta corriente

Banco Scotiabank deberá restituir cerca de 26 millones de pesos retirados de la cuenta de la víctima sin su consentimiento, a pesar de que la clienta advirtió al banco de movimientos extraños y solicitó el bloqueo de sus tarjetas.

La Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió el recurso de protección y ordenó al Banco Scotiabank restituir los fondos sustraídos por medio de transacciones fraudulentas de la cuenta corriente de la recurrente, en enero pasado.

En fallo unánime la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Óscar Clavería, Dinko Franulic y Virginia Soublette– acogió con costas la acción cautelar, tras establecer el actuar ilegal y arbitrario del banco, al denegar la restitución de los fondos defraudados.

La clienta notó movimientos extraños en su cuenta bancaria informó al banco de la situación para bloquear sus tarjetas bancarias, sin embargo las transacciones fraudulentas continuaron llegando a cerca de 26 millones de pesos, según indica el fallo, además de cobros por más de $800 mil pesos por parte del mismo banco como consecuencia de pagos de cuota del crédito, intereses por línea de sobregiro y comisiones derivadas de las transacciones fraudulentas.

Publicidad

La resolución agrega que “incluso se simularon pagos por convenios generados coetáneamente y de una suma no menor, por lo que acreditado como está el fraude más la falta inequívoca de medidas necesarias para impedirlo, no obstante el bloqueo y comunicación personal que se hizo con el banco éste no fue capaz de contener los perjuicios ocasionados como consecuencia de la intervención irregular a lo menos de los antecedentes de la cuenta correntista, causándole grave perjuicio patrimonial”.

Banco no adoptó medidas suficientes

La resolución agrega que el Banco “no adoptó las medidas de seguridad suficientes para impedir que se afectara el patrimonio de la actora al no ser efectivas o eficientes las medidas de seguridad con posterioridad al bloqueo de las cuentas, por consiguiente surge con claridad la existencia de actos arbitrarios e ilegales por parte de la institución recurrida al denegar la devolución de los montos defraudados“.

La resolución echa además por tierra el argumento que esgrimía el Banco para denegar la devolución de los dineros, aludiendo a que la víctima habría sufrido “phising” o robo de sus credenciales y claves de sus cuentas mediante Malware y que a consecuencia de ello no asumirían las consecuencias, por cuanto a pesar de que la víctima informó al banco de lo sucedido “el perjuicio fraudulento continuó en contra de la voluntad de la cuentacorrentista y del propio banco, sin razón alguna solo discrecionalmente denegó su devolución“,

Finalmente el fallo concluye indicando que “se ordena la restitución de los dineros defraudados de la cuenta corriente de la recurrente con intereses corrientes para obligaciones de dinero no reajustables, a contar de la fecha de cada una de las operaciones, y la restitución de las comisiones bancarias derivadas de dichas transacciones”.