El misterio que rodea la muerte de hombre que cayó amarrado de un piso 17 en Antofagasta: Familia se querelló por homicidio

El fallecido, quien además habría sido notificado positivo con Covid-19, había recibido amenazas de muerte tras una "funa" en redes sociales por abuso sexual. Sus familiares acusan que esta denuncia es falsa y presentaron una querella criminal por denuncia calumniosa, amenazas y homicidio calificado.

Familiares de Luis Villalobos Araya, hombre de 37 años cuyo cuerpo fue encontrado en la vía pública el pasado lunes 4 de mayo del 2020, amarrado de pies y manos, presentaron una querella criminal por los delitos de amenazas, denuncia calumniosa y homicidio calificado.

El caso causó amplia repercusión en Antofagasta, producto de que se trataba de una persona que cayó desde un piso 17, con sus manos y pies amarrados, lo cual generó inmediatas dudas de que pudiera tratarse de un homicidio.

Asimismo, un medio local dio a conocer que la víctima habría sido notificado pocos días antes de su muerte como caso positivo de Covid-19, lo que hizo también que se hablara de un presunto suicidio y convirtiendo el caso en un verdadero puzle policial.

Publicidad

Respecto a si la persona fallecida tenía o no coronavirus, la Seremi de Salud de Antofagasta, Rossana Díaz, indicó en su oportunidad que “La persona puede ser positiva, pero su causa de muerte no es por el Covid-19, sino por un politraumatismo por la caída que tuvo”.

HOMICIDIO CALIFICADO

De acuerdo al abogado que representa a la familia de la víctima, el objetivo de la querella es precisamente que la justicia identifique a quienes habrían denunciado calumniosamente, amenazado y asesinado a Luis Villalobos y de esta manera hacer justicia, además de limpiar el nombre del fallecido.

La víctima fue objeto desde el 16 de abril pasado a la fecha de una denominada “funa” por redes sociales donde se le imputaba falsamente la comisión de delitos contra 5 menores de edad“; indicó el abogado de los familiares de la persona fallecida.

En este sentido, indicó que la parte querellante considera que “quien participó en la comisión del homicidio, conocía el contenido de tales imputaciones falsas, en las redes sociales, eventualmente las tomó como ciertas, generándose este desenlace que constituye una dolorosa tragedia para la pareja de la víctima e hijo en común de muy corta edad“.

Efectivamente, pocas horas antes de la muerte, se había presentado una denuncia ante el Ministerio Público de la Antofagasta por estas amenazas, realizadas por audio mediante whatsapp por parte de uno de los querellados , quedando incluso pendientes diligencias ante el Ministerio Público, que nunca se realizaron porque se produjo la trágica muerte del denunciante.

Además, días antes de su muerte había presentado una auto denuncia sobre usa posible conducta ilegal realizada contra las menores, para que así fuera la Justicia la que estableciera los hechos, su real participación y una eventual responsabilidad penal, dado que las personas que realizaron la “funa” en su contra con graves acusaciones, no habrían concurrido a la justicia.

Frente a las amenazas que recibió, Luis Villalobos cambió de domicilio para no poner en peligro a su pareja y al hijo que tenían en común, llegando a un departamento ubicado en el edificio Activo de avenida Salvador Allende, donde murió trágicamente.

Frente a estos hechos la familia de Luis Villalobos solicitó a la Justicia que se ordene la inmediata detención de la persona que realizó las amenazas, quien está identificado, como también que se pericien las redes sociales de los acusados y también la citación de testigos.