Vecinos del Condominio Cumbres del Mar de Antofagasta (sector industrial-residencial del norte de nuestra ciudad) denuncian fuertes ruidos que dificultan su vida familiar y laboral, más aun en tiempos de Cuarentena.

Esta contaminación acústica es producida durante prácticamente todo el día pero mayoritariamente en las noches en horarios que no son de trabajo, entre 23 hrs y hasta la 3 de la madrugada.

El Gerente de la empresa Vive Copropiedad, Horeb Otoya, Encargado de la Administración de comunidad de este edificio señaló que “la problemática es porque las empresas aledañas realizan trabajos en primera instancia fuera de horario de trabajo ordinario, en algunas ocasiones han sido los días martes, miércoles, sábado y domingo de  23 a 2  de la mañana o incluso hasta las 3 de la mañana”.

Publicidad

¿Y las soluciones?

La administración ha solicitado en diversas oportunidades la ayuda correspondiente, en ese sentido, Otoya puntualizó que “por el conducto regular fuimos a Seguridad Ciudadana y se reunió con nosotros en varias oportunidades, realizaron visitas a las maestranzas, por lo que tenemos entendido ellos corroboraron los ruidos excesivos con una máquina que tiene la municipalidad que mide decibeles y los multo”.

El profesional agregó que han llamado en muchas ocasiones al Plan Cuadrante solicitando ayuda pero no logran obtener respuestas satisfactorias.

Además, los vecinos aseguraron que presentaron hace tres meses su inquietud a la Seremi de Medio Ambiente pero que solo recibieron la respuesta de “acuso recibido”.

“Las familias de Cumbres del mar no buscan perjudicar estos talleres o a sus trabajadores, pero si es necesario generar consciencia del exceso de ruidos resultado del descuido y obtener una respuesta positiva y definitiva. Queremos que ellos (las empresas) puedan cumplir sus objetivos sin que ello signifique el perjuicio para la comunidad”, declaró Otoya.

WhatsApp-Video-2020-05-18-at-19.16.59

Respuesta de la autoridad de medio ambiente

Tras hacerse público este caso en Diario Antofagasta, desde la Seremi de Medioambiente de Antofagasta tomaron contacto con este medio de comunicación para interiorizarse sobre el tema, ya que desconocían que se hubiera presentado alguna denuncia y también solicitaron el contacto de los vecinos afectados, lo cual este medio de comunicación accedió a brindar a la autoridad ambiental con previa autorización de los denunciantes, con el fin de colaborar con una solución a esta problemática.

Más adelante, mediante una declaración enviada durante la misma jornada, el seremi de Medio Ambiente, Rafael Castro Meza, señaló que tras un proceso de revisión, constataron que la denuncia había sido presentada en la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), órgano fiscalizador independiente de la Seremi de Medio Ambiente.

Me llamó profundamente la atención que los vecinos indicaran que nos habían hecho llegar sus denuncias y que nosotros no les respondimos. Por tanto y luego de algunas gestiones, pudimos comprobar que éstas fueron realizadas ante la SMA, un órgano fiscalizador independiente a nosotros”, indicó.

Asimismo, Castro señaló que la Jefa Regional de la SMA, Sandra Cortez, le comunicó que efectivamente hay dos denuncias realizadas por ese condominio. El procedimiento adoptado por este organismo ante la primera denuncia fue enviar cartas de advertencias a los talleres que estarían generando ruidos molestos y que fueron mencionados en la denuncia.

Y ante la segunda denuncia, considerando la contingencia sanitaria, el ente optó por enviar un correo de advertencia y consultas a los denunciantes, las que según la SMA, aún no han sido respondidas.