Antofagasta: Corte confirma condena contra los asesinos de joven deportista taltalino

Corte de Apelaciones ratificó el fallo del Tribunal de Garantía de Antofagasta, que condenó a dos sujetos por el asesinato de Nelson Maríquez Tapia. Uno de ellos estará siete años internado en régimen semi cerrado y el segundo pasará 12 años tras las rejas.

La Corte de Apelaciones de Antofagasta confirmó la sentencia del Tribunal de Garantía y ratificó la culpabilidad de dos sujetos por el asesinato del joven deportista de bodyboard Nelson Manríquez Tapia, acaecido el 23 de diciembre del 2018 en la plaza del tren de Taltal.

El vocero de la Fiscalía Regional de Antofagasta, José Troncoso, informó que la Corte de Apelaciones de Antofagasta confirmó la tesis del ente persecutor, en cuanto a que los hechos atribuidos a los imputados, son constitutivos de los delitos por los cuales fueron formalizados y rechazó el recurso de nulidad interpuesto por la Defensa.

De esta forma en la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, compartieron los argumentos de la Fiscalía, y ratificaron la resolución del Tribunal de Garantía de esta ciudad, que condenó a Hernán Ávalos Morales y Cristofer Cáceres Basay con la pena, para el primero, de siete años de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social por el delito de homicidio simple y a la multa de 5 UTM por lesiones menos graves; y al segundo, a la pena de 12 años de presidio mayor en su grado medio como co-autores del delito homicidio simple en contra del joven deportista de body board, Nelson Manríquez Tapia.

Publicidad

Lo que se discutió en la Corte

En la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones, se escucharon los alegatos de los defensores de los acusados y de la fiscalía, acogiéndose nuevamente los antecedentes expuestos por la Fiscalía en sus alegatos, en cuanto a la dinámica de los hechos, los cuales dan cuenta que efectivamente se configuran los delitos por los cuales se acusó a los condenados, confirmándose la participación de los imputados en los mismos, y la necesidad de mantener las condenas decretadas por el Juzgado de Garantía.