Se inundan cada vez que llueve: El drama que viven los vecinos de icónico condominio en Antofagasta

Proyecto del Minvu realizó modificaciones en la terraza del Edificio Huanchaca, instalando palmetas de caucho que han provocado accidentes a transeúntes y adultos mayores, además de no ofrecer resistencia frente a las lluvias. Comunidad afirma que autoridades han prometido soluciones que aún no se concretan por lo que exigen que se tomen cartas en el asunto de manera urgente, considerando la pronta llegada del invierno.

Muy preocupados se encuentran los vecinos del histórico Edificio Huanchaca de Antofagasta, más conocido como “El Curvo“, por la situación que les afecta durante los últimos tres años producto de modificaciones que se realizaron en el edificio, producto de un proyecto del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Según comentan los vecinos y la directiva del emblemático edificio ubicado en el sector Gran Vía, entre el año 2014 al 2016 se realizaron diversas obras de restauración, construcción de una plazoleta, pintura, entre otras, que ayudaron a hermosear uno de los íconos de Antofagasta.

Hasta allí todo bien, sin embargo el problema se produjo por el cambio de las palmetas que se encuentran ubicadas en la terraza del complejo residencial. Anteriormente eran de concreto, sin embargo fueron retiradas y se instalaron en su lugar palmetas de caucho, de una textura similar a la denominada “Goma eva” utilizada en trabajos escolares, que ha causado graves inconvenientes a los vecinos.

Publicidad

Este material, además se presentar manchas y deterioro, fue rápidamente despegándose, quedando varias de estas palmetas con bordes o directamente sueltas causando baches, lo cual produce un problema mayor a quienes deben caminar por la terraza para llegar a las salidas del condominio por calle Carlos Pezoa Véliz, varios de ellos adultos mayores, produciéndose a la fecha algunas caídas y accidentes.

Lo que es peor, según comentan los vecinos, es que tras el cambio de las palmetas de concreto por las palmetas de caucho, se perdió la impermeabilidad de los departamentos ubicados debajo de esta terraza, lo cual ha provocado que se vean afectados por filtraciones de agua cada vez que se producen lluvias sufriendo daños, lo que les hace mirar con mucha preocupación cada pronóstico meteorológico dado que quedan en una situación de vulnerabilidad, más aún en contexto de la pandemia.

En un recorrido por el edificio realizado por este medio junto a vecinos, los residentes comentaron que varios departamentos han sufrido daños cuando se han producido precipitaciones, lo que obligó a los vecinos a invertir colocando plásticos en la terraza, lo cual consideran insólito por cuanto las reparaciones deberían venir de parte de quienes tomaron la determinación de hacer una modificación estructural en el edificio causando estas graves consecuencias.

Las palmetas que pusieron son de un material que no es lavable ni se le puede hacer mantenimiento, sino que son desechables y la única solución viable es cambiarlo” indicó Álvaro Munizaga, administrador de la comunidad del Edificio Huanchaca, quien además expresa su preocupación por los daños que las inundaciones han causado en los departamentos debajo de esta terraza y que la humedad también pudiera causar daños o fatiga en los soportes estructurales del edificio, vitales para resistir fenómenos naturales como terremotos.

Asimismo, ya en dos años consecutivos la administración ha debido invertir cerca de $1.600.000 cada año, en la instalación de polipropileno (plastico) para evitar filtraciones. Sin dejar de mencionar el daño ecológico y contradictorio al utilizar plástico cuando el mundo pide a gritos dejar de utilizarlo.

Según indica la directiva y vecinos, la situación fue informada a las autoridades y empresa constructora que se adjudicó las obras en la oportunidad, sin que a la fecha se produjeran soluciones concretas.

Desde el año pasado, autoridades del Minvu prometieron una solución a los vecinos para que no se sigan viendo afectados por la situación causada por la falla en la remodelación, sin embargo hasta ahora solo han sido promesas, según lamentan los vecinos, quienes recuerdan que se indicó desde el Serviu y el Minvu que se realizarían modificaciones, pero hasta ahora solo han sido promesas y sus reclamos han sido recibidos por funcionarios de la entidad, quedando sin solución.

DIRECTOR DEL SERVIU COMPROMETE SOLUCIÓN

Consultado por este diario, el Director Regional del Serviu, Rodrigo Saavedra Burgos, indicó que está al tanto de la situación y aseguró respecto a las quejas de los vecinos: “los vamos a ayudar“.

Tenemos el compromiso y lo vamos a cumplir, de contratar un ingeniero estructural pero no se presentó nadie para hacer el levantamiento para ver con mucha especialidad la solución que se debe aplicar en este caso”, indicó, añadiendo que “Pedimos los recursos, están en la DIPRES, pueden salir en pocos días. Tuvo retraso y cuando la Contraloría tome razón inmediatamente llamo a contratar esa consultoría“, prometió.

Respecto a los plazos de cumplimiento, considerando que los vecinos indican que han recibido respuesta de que se realizarían los arreglos, pero aún nada se concreta, el Director del Serviu Rodrigo Saavedra indicó que “durante el mes de junio se realizaría la consultoría de unos 30 a 45 días y luego se hacen las obras“.

Asimismo, indicó que “si la Contraloría toma razón y dan el pase, ya puede contratar dentro de los primeros 15 días siguientes“.

Vecinos muestran las polémicas palmetas instaladas por el proyecto del Minvu, que les han causado problemas.

Vamos a abordarlo“, añadió Saavedra, indicando que “vamos a hacer todo pa poder solucionar y que me vean. Lo voy a abordar con equipo tecnico y coordinar con la dirigencia de la comunidad“, agregando que está el compromiso del Serviu y del Minvu para finalmente dar una solución que permita cambiar las palmetas plásticas por unas que no filtren agua ni causen accidentes a los vecinos, como sucede ahora, además de gestionar una solución de emergencia para impermeabilizar, en caso de que se produzcan lluvias antes de que se realicen estas obras definitivas.

Desde este diario haremos seguimiento de la situación y el cumplimiento del compromiso con los vecinos para una problemática que urge soluciones de manera urgente, por cuanto el 21 de junio comienza el invierno y el tiempo ya comienza a dar señales de que la temida lluvia comience a caer afectando a esta comunidad, situación doblemente peligrosa en contexto de pandemia.