“Una vejez de miseria”: Profesores en Antofagasta se suman a las demandas por los fondos de pensiones

Patricia Romo y Miguel Rivas, presidentes comunal y regional, respectivamente, del Colegio de Profesores en Antofagasta, dan su opinión acerca del actual debate sobre el retiro de los fondos de pensiones y cómo este afecta al profesorado en todo el país.

Manifestación pacífica de profesores jubilados en el Desierto de Atacama, Julio 2019.

Dentro del actual contexto que se está viviendo en el congreso sobre el proyecto de ley que busca permitir el retiro del 10% de los fondos de pensiones, ha vuelto a ser tema de discusión la situación de los profesores en Chile y en la región, en especial, luego de que una fotografía circulase en redes sociales.

En ella se muestra una manifestación realizada en el desierto de varios profesores jubilados de la región meses atrás. La protesta fue una de las tantas que se han llevado a cabo por el reclamo a nivel nacional de la deuda histórica de los profesores que data desde el año 1981 y que todavía sigue vigente, sumándose a la actual discusión por las mejoras que se necesitan en el sistema de jubilaciones chileno.

Patricia Romo, Presidenta Comunal del Colegio de Profesoras y Profesores en Antofagasta, afirma que “los profesores desde hace años estamos en la lucha porque se acaben las AFP, participando activamente con las coordinadoras, en un plan de lucha junto con muchos otros trabajadores. Estamos de acuerdo con el derecho del retiro de nuestro 10% de fondos“.

Publicidad

“Las AFP son un sistema perverso que arroja a nuestros colegas jubilados a una vejez de miseria y pobreza, para muchos desconocida. Hay casos de profesores que han terminado pidiendo limosna en la calle porque el problema de las bajas pensiones se suma a la deuda histórica“, sostiene Patricia.

Por otra parte, el Presidente Regional del colegio, Miguel Rivas, que también forma parte de los profesores jubilados en Antofagasta, agrega otro matiz a la problemática conversada, añadiendo que, “a pesar de que esta es la mejor forma de ayudar a la clase trabajadora y al actual profesorado, este beneficio no es para los profesores jubilados, nosotros no cabemos“.

Explica también que “muchos profesores en este momento tienen muy bajas jubilaciones, y un proyecto de esta naturaleza, podría haber sido una gran ayuda. Hay un sector de los profesores jubilados que no les ha tocado absolutamente ningún beneficio. Ojalá se dicte alguna solución para ellos también mediante algún paliativo”.

Referente a futuras manifestaciones, Miguel finaliza diciendo que “mientras no haya una solución a este tema (deuda histórica), nosotros todos los días jueves, como un compromiso, estaremos en las plazas o en la intendencia manifestándonos de forma pacífica“. Invita también a todos sus colegas a participar, ya sea de forma física cuando acabe la actual situación sanitaria o de manera virtual a través de redes sociales.