El vínculo de Sebastián Quinzán con empresa acusada de fraude inmobiliario que dirigió Franco Parisi

Royal Real Estate prometía "Riesgo 0" en inversiones inmobiliarias en diferentes puntos del país, incluyendo Antofagasta, pero adeuda dineros a más de 70 inversores, algunos de ellos a punto de perder sus propiedades. Firma perteneciente a Mauricio Lizana fue dirigida por el ex candidato presidencial Franco Parisi y tuvo como gerente al empresario argentino radicado en Antofagasta, Sebastián Quinzán.

El empresario argentino Sebastián Quinzán (al centro) fue gerente de Royal Real Estate, empresa acusada de incumplimientos propiedad de Mauricio Lizana (Izquierda) y que dirigió Franco Parisi (derecha). Fuente de imágenes: Twitter - diarioestrategia.cl

Pensaron que harían el negocio de sus vidas. Les ofrecieron la oportunidad de invertir en la compra varios departamentos que luego se pagarían automáticamente gracias a los arriendos e incluso podrían vivir en uno de ellos gratis. Todo, con “cero riesgo“.

Esa fue la promesa en la que creyeron cientos de personas que invirtieron sus ahorros en la empresa asesora de bienes raíces Royal Real Estate, que actualmente adeuda dineros a más de 70 personas, según dieron a conocer reportajes de Canal 13 y también de Chilevisión.

La firma, de la cual es propietario Mauricio Lizana y que fue dirigida por el ex candidato Presidencial Franco Parisi, ofrecía oportunidades de inversión inmobiliaria en seminarios de primer nivel desarrollados en diferentes puntos del país, incluyendo la ciudad de Antofagasta, donde fue precisamente el ex candidato presidencial quien lideró un seminario realizado en el Hotel Antofagasta en 2018, cuando el gerente de la empresa en la zona era el empresario Sebastián Quinzán.

Publicidad
Seminario de la empresa realizado en Antofagasta con Franco Parisi y Mauricio Lizana.

Fue precisamente el empresario trasandino, quien indicaba en la época que había sido ratificado como gerente de la empresa, “luego de superar el récord nacional de venta de propiedad en Antofagasta“, posando en una fotografía junto a Mauricio Lizana, propietario de la empresa.

El gerente de Real Royal Estate, Sebastián Quinzán junto al propietario de la firma, Mauricio Lizana.

Promesas de un negocio tentador que sin embargo se transformaron en un drama para más de 70 personas quienes denuncian estafa. Lo anterior, luego que la empresa cesara en los pagos de los arriendos, cerrara sus oficinas y cortara contacto con los clientes, quienes en algunos casos han debido acudir a abogados solo para recuperar la adminstración de los inmuebles.

En otros casos, se presentan deudas millonarias en gastos comunes porque a pesar de que los arrendatarios pagaban las rentas, los dineros no llegaban a destino, lo cual incluso hace inminente la pérdida de sus propiedades a algunos clientes de la empresa, según denunció uno de los afectados que vive precisamente en Antofagasta y acusa una millonaria estafa.

El propietario de la empresa no entregó respuestas a los medios de comunicación respecto a estas denuncias, el ex candidato presidencial señaló que cortó relación con la compañía a finales del 2019, encontrándose actualmente fuera del país.

Por su parte, el abogado de la firma aseguró que la empresa estaría sufriendo una “insolvencia” de la cual culpa al estallido social y que por eso no ha realizado los pagos a quienes depositaron en ellos su confianza y sus ahorros.

Una explicación que no satisface a los afectados, quienes esperan respuestas y la restitución de sus dineros, además de no perder las propiedades que en algún momento vieron como un sueño y que ahora se transformó en una pesadilla inmobiliaria. Algunos han llevado a la firma a juicio por incumplimiento.

Afectado en Antofagasta:

Así se promocionaba Royal Real Estate para captar clientes en 2018: