Un año sin justicia: Víctimas del accidente de Tur Bus en Taltal siguen esperando resultados de la investigación

Tragedia carretera cobró 21 vidas enlutando a la ciudad, la región y el país. Sin embargo a 11 meses aún no se determinan las causas y responsabilidades. Sobrevivientes y familiares de las víctimas se sienten abandonados por las autoridades y la justicia. "Si hubiera ido algún famoso en el bus ya se habría resuelto y habría culpables", comenta Jessenia Valenzuela, quien perdió a su hermano y su primo en el bus.

El próximo 1 de diciembre se cumple un año de la Tragedia de Taltal, el fatal accidente en la cuesta Paposo, que enlutó a toda la ciudad y también a la región de Antofagasta y el país.

Fueron en total 21 vidas que se perdieron a las 22:55 de ese domingo, cuando el bus de la empresa Tur Bus llegó a alta velocidad la zona de curvas más cerradas de la cuesta en la ruta B-710 impactando con una barrera de cemento, salió de la ruta, volcó y cayó pesadamente al abismo, de más de 20 metros. Luego todo fue caos, confusión y muerte. La ausencia de cobertura de celular en la zona hizo que sobrevivientes tuvieran que caminar hasta Paposo para pedir ayuda.

Pasan los meses, pero no las secuelas que dejó este grave accidente en aquellos que lograron sobrevivir y también en las familias de las víctimas. En la oportunidad, ante la cobertura mediática se anunció una investigación por parte del Ministerio Público, Carabineros y un equipo multidisciplinario, que en 90 días debería haber tenido los resultados de un informe para determina las causas y responsabilidades. Sin embargo, a casi 11 meses del accidente aún no hay respuestas sobre lo que causó esta tragedia, ni tampoco sobre las causas y responsabilidades que puedan caber.

Publicidad

Así lo explica a El Diario de Antofagasta una agrupación que está compuesta por 6 personas lesionadas y 6 familiares de los fallecidos del accidente, quienes manifiestan que aún no reciben resultados de la investigación del SIAT, para poder tomar acciones legales.

SIN RESPUESTAS

Miguel Collado, sobreviviente del accidente, manifestó que “en este momento el SIAT que es el ente investigador del accidente no ha entregado el resultado de la investigación. Ellos tenían 90 días para entregar una investigación y tengo entendido que pidieron una prorroga a Fiscalía que no sabemos cuáles fueron los motivos y no entendemos por qué Fiscalía se los dio”.

“Sin los resultados de la investigación del SIAT cuesta un poco a los abogados puedan ver de forma entablar la demanda, (…) y por otra parte sabemos que hay una investigación de la DISTUC S.A que es un organismo privado que esta investigando el accidente y no sabemos quién lo solicito (…) nuestros abogados se quejan que hay poca transparencia con la información, afirmó Collado.

VÍCTIMAS EN EL OLVIDO

Situaciones y un trato frente a la justicia que hace sentir a las víctimas en el olvido, sufriendo también, tal como sus familiares heridos o fallecidos, el abandono y centralismo constante, que son las carencias que reveló este accidente que ocurrió en una zona con una cuesta sumamente peligrosa que no cuenta con un túnel para poder evitarla, como si poseen otros tramos similares en la zona central del país, obligando a quienes hacen patria en esa zona del país a realizar peligrosos viajes que en repetidas ocasiones terminan en tragedia.

Nos sentimos en cierto sentido personas de segunda categoría, como se ha tratado el accidente siendo que es uno de los accidentes más graves en los últimos años, murieron más de 20 personas y 20 están con secuelas, con traumas, con problemas físicos y psiquiátricos”, explica Miguel.

Es por ello que para los familiares y víctimas resulta imposible evitar comparar el tratamiento que han recibido de parte de las autoridades y la justicia, en comparación a lo ocurrido en otras tragedias.

“Nos comparamos con otro eventos que sucedieron muy cercanos al accidente que fue este avión que capoto destino a la Antártida (…) se hizo toda una investigación y los medios estaban todos apuntando en eso y nosotros prácticamente estábamos en el olvido”, puntualizó Collado.

FISCALIZACIÓN A BUSES

Jessenia Valenzuela, familiar de dos fallecidos en el accidente, su hermano y primo, también se refirió a la falta de avances en la investigación y la necesidad de generar avances legales para fiscalizar más a los buses y también por la falta de seguridad que pueden ofrecer los buses de dos pisos, como el involucrado en el accidente.

“Aquí falleció cuanta gente y en el momento causó un impacto porque fue grande y quedamos ahí, pero creo que si hubiera ido algún famoso en el bus ya se habría resulto y habría culpables”.

Asimismo señaló que “la idea es que haya una ley donde puedan fiscalizar más los buses, que tengan un buen registro de ellos. Finalmente mi hermano falleció, mi primo falleció y cuantas personas quedaron heridas y lesionadas y al final quedó ahí. La idea es que se pueda sacar algo, si se puede modificar alguna ley, si se puede tomar medidas para el tema de los buses”.

Antonio Soto, también familiar de personas fallecidas en el accidente, su esposa e hijos, señaló que lo que buscan es que se pueda hacer justicia, que los responsables se hagan cargo, porque después del accidente él ha visto que se continúa con la misma irresponsabilidad al pasar por la cuesta Paposo.

RETRASOS POR LA PANDEMIA

Consultado por este diario, Ricardo Castillo Lillo, Fiscal adjunto de Taltal, afirmó que “la investigación se encuentra vigente, se ha demorado el informe de la SIAT, porque a efecto de poder obtener un informe de carácter integral, que abarque todas las aristas del caso como aspectos viales, mecánicos, humanos, GPS y otros factores, se solicitó fondos a la Fiscalía Nacional para poder realizar un peritaje a través del DISTUC que es la Dirección de Ingeniera de la Universidad Católica”.

“Esa diligencia se había decretado para el mes de marzo, en ese mes vino gente especializada de Brasil a periciar la caja de cambios y otros elementos, pero con ocasión de la pandemia se tuvo que suspender la realización de ese peritaje, eso redundó en el hecho que recién en el mes de octubre pudo concurrir gente del DISTUC a la tenencia de Baquedano, donde tenemos guardado el bus para las pericias. Afirmó Lillo.

“En definitiva, las prórrogas que nosotros hemos solicitado como Ministerio Público responden al hecho que faltaba realizar esa pericia. Es por eso que ha demorado la emisión del informe, pero una vez que contemos con ese antecedente, la SIAT evacuará el informe y vamos a poder establecer si la responsabilidad fue del conductor o hubo algún grado de responsabilidad de la empresacerró el Fiscal adjunto de Taltal.