Tragedia de Taltal: La emotiva conmemoración de familiares de las 21 víctimas y sobrevivientes en el lugar exacto del accidente

Familiares y amigos de las 21 víctimas fatales, como también sobrevivientes del accidente, se reunieron en el mismo lugar donde se produjo la tragedia, recordando a quienes perdieron la vida y también expresando su esperanza de que se haga justicia.

Un año ha pasado ya desde el accidente que acabó con la vida de 21 personas en Taltal. Un año desde ese trágico 1 de diciembre, cuando cerca de las 11 de la noche se desató la tragedia y un bus de la empresa Tur Bus desbarrancó en la cuesta Paposo. Desde entonces hasta ahora familiares y sobrevivientes esperan justicia.

Es así como tanto familiares de las víctimas fatales como sobrevivientes del accidente de Tur bus en la cuesta Paposo, se dirigieron a las 17:30 horas al sector de la tragedia para poder compartir una ceremonia ecuménica, trasladándose en vehículos municipales que dispuso la Municipalidad de Taltal para la ciudadanía.

Jorge Orellana, Administrador Municipal de la comuna de Taltal y quien estuvo esa noche en el bus, logrando sobrevivir, indicó que la conmemoración “fue una jornada emotiva de gratitud a Dios, pero también de mucha solidaridad entre los vecinos de nuestra comuna. Estuvimos acompañando al alcalde, a los concejales y todas las familias que perdieron a sus seres queridos”.

Publicidad

“Me correspondió a mi dar un testimonio de lo que significo haber sido sobreviviente de este accidente, para expresar mi solidaridad con todas las víctimas que en esa ocasiones desaparecieron, en esa oportunidad lamentablemente”, señaló Orellana.

ESPERANZA EN LA JUSTICIA

En la ceremonia, se hizo también un nuevo llamado a tener esperanza en que se haga justicia por lo sucedido y se establezcan responsabilidades.

“Hicimos una invitación que podamos tener esperanza y confianza en que más temprano que tarde podamos tener de algún modo justicia. Aunque para las personas que perdieron a sus seres queridos nunca los puedan recuperar en vida, pero si pueda haber una intervención por parte del Estado, en el sentido de poder generar condiciones para que nunca más pueda ocurrir un accidente tan violento, tan trágico como el que nosotros vivimos”, señaló el administrador municipal de Taltal y sobreviviente.

Una de las postales más emotivas de la jornada fue el florecimiento de una añañuca, flor típica de la zona, precisamente en el lugar donde tantas personas perdieron la vida. Un símbolo de vida y esperanza en la justicia en un lugar donde hubo tanto dolor.

LEA TAMBIÉN: