“Una víctima de VIF no puede ser atendida como un delito cualquiera”: Llamados por violencia aumentaron en un 99% en la Región de Antofagasta durante la pandemia

La Dirección de Derechos Humanos de Santiago entregará durante esta semana capacitaciones sobre atención a las víctimas, en todas las comisarías de la región.

La Dirección de Derechos Humanos (DDHH) de Santiago, se encuentra trabajando en visitas técnicas a todas las regiones del país, luego que a fines de 2020 se entregaran los informes respecto a violencia de género, el cual registró un aumento de un 110% a nivel nacional, duplicando el total en llamados anuales al fono especial para la violencia contra la mujer #149, por violencia intrafamiliar, convirtiéndose en la cifra más alta de los últimos 10 años.

Esta semana, corresponden visitas y capacitaciones en la Región de Antofagasta, donde el total de llamados por orientación sobre violencia intrafamiliar se elevó en un 99% durante el mismo año. Con estas capacitaciones se espera llegar a todos los recintos de Carabineros, tales como escuelas de suboficiales, escuela de formación, comisarías y subcomisarías de Antofagasta y Calama, para entregar las herramientas necesarias respecto a derechos humanos, protección de grupos vulnerables y particularmente la toma de denuncias de víctimas de VIF, según anunció el Mayor de la Dirección de Derechos Humanos, Manuel Fuenzalida, en una entrevista con Diario Antofagasta.

Poner al día la institución

Publicidad

En 2020 la Pandemia por Covid-19 tajo consigo muchas afectaciones, siendo la violencia una de las más incrementadas por el confinamiento, sin embargo y a pesar del lamentable aumento en llamadas por ayuda, Fuenzalida indicó que en comparación las cifras de denuncias formales por violencia intrafamiliar no crecieron de la misma medida, si no que decreció” en un 2% debido a que la víctima compartía y sigue compartiendo confinamiento con su agresor. “Entonces por eso también es que la capacitación hoy día la estamos enfocando (…) para tratar que la institución se ponga al día con la atención de violencia de género”.

Las herramientas de difusión y sensibilidad que otorguen los manuales entregados a Carabineros, serán efectuados en primera instancia en las “salas de familia” u “oficinas de VIF”, las cuales se encuentran instauradas en cada una de las comisarías de la región y buscan sostener una atención más privada, sin necesidad de someter a la denunciante a una revictimización continua y mucho más empática, entregando “la mayor cantidad de antecedentes a carabineros y no solamente a las salas de familia, de lo que es el fenómeno de la violencia de genero hoy en Chile”, junto a las medidas cautelares y cumplimiento de ellas, situación que se ha visto compleja ya que “tenemos una realidad que es innegable, de que muchas veces no somos capaces de cumplir las órdenes de alejamiento de la mejor manera”, refiriéndose a casos de femicidios que sí contaban con denuncias y órdenes de alejamiento, como el caso de Gabriela Contreras, asesinada por su expareja en Calama el 2019.

Denuncias en confinamiento

Respecto a la realización de denuncias, se puede realizar de dos formas. La primera es que la víctima se dirija a la sala de familia de la comisaría más cercana y la segunda es llamar por teléfono y que Carabineros llegue al lugar. Ambas situaciones Sepúlveda las cataloga como “terrible” en tiempos de cuarentena, cuando la víctima debe confinarse dentro del mismo domicilio que su agresor.

Si sufres violencia física o psicológica, o tienes conocimiento de alguien que lo sufra, puedes comunicarte al fono familia #149 y si tomas la decisión de concretar una denuncia formal para activar todos los protocolos de protección que se debe efectuará y será recordado en la capacitación de esta visita, la víctima puede acercarse a la comisaría sin ningún tipo de trámite especial, información que para el Mayor es importante de aclarar “porque se generó una confusión durante el 2020”, en que “no podían salir durante cuarentena y para denunciar un delito de estas características no necesitan salvoconducto ni permiso especial”. Concluyendo en la conversión de llamados de orientación sobre violencia intrafamiliar a una denuncia formal y medidas cautelares más concretas y duras, que busca facilitar la capacitación.