Clausuran residencial que seguía funcionando pese a tener prohibición en el centro de Antofagasta

El lugar, ubicado en 14 de febrero con Maipú, presentaba graves falencias sanitarias y estructurales que ponían en riesgo la salud de sus habitantes y las casas colindantes. Quedando en evidencia tras denuncias realizadas por los vecinos del sector.

Durante la mañana de este miércoles la autoridad sanitaria decretó la clausura total de un inmueble que operaba como residencial en pleno centro de Antofagasta, luego de incumplir la prohibición de funcionamiento decretada hace menos de un mes, recibiendo pasajeros pese a presentar graves falencias que ponían en peligro la salud y seguridad de la gente y las casas colindantes.

La situación, quedó al descubierto luego de que vecinos del sector alertaran a la Gobernación sobre el constante ingreso de personas que pernoctaban en el domicilio situado en 14 de febrero con Maipú, entregando pruebas que evidenciaban lo ocurrido.

Cabe destacar, que la residencial no contaba con patente municipal, inicio de actividades comerciales y tributarias, así como tampoco poseía la autorización sanitaria para su funcionamiento. Motivo de esto, el Gobernador Nalto Espinoza, junto a funcionarios de la Seremi de Salud, Carabineros y PDI, concurrieron al lugar en una segunda oportunidad para fiscalizar las condiciones mencionadas, sin embargo, se constató que tanto las condiciones higiénicas como la seguridad de los pasajeros aún no eran subsanadas por parte del propietario.

Publicidad

ATENTADO CONTRA LA SALUD

En una primera instancia, se asistió el 15 de abril a la residencial clandestina, encontrando la presencia de baratas y fecas de ratón en habitaciones, cocinas y baños, así como también aguas estancadas en los sanitarios y duchas obstaculizadas, presencia de desechos orgánicos repartidos por el lugar, y la falta de aseo en cocinas y mesones acondicionados para la manipulación de alimentos.

Por otro lado, el sitio no contaba con extintores, sistemas de emergencia y la única entrada se encontraba obstaculizada con colchones y otros muebles. A esto, se le sumó que anteriormente el recinto había sufrido un incendio por falla eléctrica en la misma entrada, poniendo en riesgo a las personas que habitan el lugar y a las casas de su alrededor.

PASOS A SEGUIR

Ante los hechos, el Gobernador indicó que “A pesar de tener una prohibición de funcionamiento establecida por la autoridad sanitaria, continuó funcionando y vulnerando la disposición de la autoridad (…) Encontramos cinco personas en el interior, dos venezolanos, un boliviano y dos chilenos, y por lo tanto se ha tomado la determinación de clausurar definitivamente el local y vamos a presentar los antecedentes a la Fiscalía Regional, a objeto que se siga el proceso correspondiente, para que se establezcan las sanciones que en definitiva terminen con este tipo de prácticas en este lugar”.