Carabineros anunció nuevos lineamientos para cubrir protestas

Se trata de un protocolo creado en conjunto al INDH y la Defensoría de la Niñez.

Carabineros anunció que está trabajando en nuevo protocolo de control del orden público, el cual establecería nuevos los lineamientos de acción ante manifestaciones. Dentro de los parámetros se establece la disminución de uso de sustancias químicas (gases lacrimógenos) y de elementos mecanizados como los vehículos de dispersión.

Dicho protocolo ha estado en creación desde hace varios meses por la institución, en conjunto de varias entidades, de las que se destaca la participación del INDH y la Defensoría de la Niñez, quienes deberán aportar su mirada para la correcta implementación de armas, el cuidado y la defensa de los derechos de las personas.

Por otra parte, también establece la permisividad del aumento en el uso de agua para controlar protestas, aumento en la integración de efectivos a pie y la incrementación de cámaras GoPro en los operativos, para así obtener imágenes que, en una eventual detención, deberán ser dispuestas ante el ministerio público para su investigación.

Publicidad

El general de Carabineros Ricardo Yáñez, aseguró que es un plan que se está continuamente trabajando, pues “se elaboró un protocolo en marzo de 2019 y posteriormente en 2020 se hizo una readecuación a este documento, particularmente en el uso de la escopeta antidisturbios, y ahora está la incorporación de otros elementos, relacionados con la nueva estrategia del uso de los medios que tenemos y que tiene que quedar en un manual de operaciones que está en pleno desarrollo”, expuso para El Mercurio.

Desde el gobierno, destacan estos nuevos ajustes, indicando que “dan cuenta de que el proceso de reforma de Carabineros es constante, que está ocurriendo a través de distintas medidas. Parte de ello es ir plasmando las lecciones aprendidas en procedimientos formales”, expuso también a El Mercurio, Juan Francisco Galli, subsecretario del Interior y Seguridad Pública. Además de concluir, que los cambios a las normativas han dado frutos, apuntando a que “ya desde hace cinco semanas no tengamos incidentes en Plaza Baquedano”.