Plantaron arbusto fuera del Hospital conmemorando las 1.011 muertes por Covid-19 en la región de Antofagasta

“A pesar de que estamos en fase 2, nuestras unidades críticas siguen llenas”, declaró la dra. Pamela Schellman, directiva regional del Colegio Médico.

A más de un año del primer fallecido por coronavirus en Antofagasta, las cifras y el panorama sanitario se han topado con un complejo escenario. Según el informe diario del Minsal, la región concentró 1.011 decesos hasta el último balance, los cuales se sitúan mayormente en las ciudades de Antofagasta y Calama. Si bien, en el último tiempo se ha visto una tendencia a la baja en cuanto a los contagios, de igual manera los casos activos ya superaron los mil.

Por este motivo, el Hospital Regional de Antofagasta realizó el día de ayer un homenaje a los fallecidos por la enfermedad, el cual concentró a funcionarios y directivos del recinto hospitalario, y que estuvo a cargo de la doctora Pamela Schellman, quien destacó que uno de los factores críticos de la región es la movilidad a la que está expuesta. “A pesar de que estamos en fase 2 nuestras unidades críticas siguen llenas por sobre el 90-92%, la circulación de virus sigue alta en la región y en todo el país el porcentaje de casos positivos sigue sobre el 10% y nuestra región tiene una enorme movilidad interregional y eso no nos ayuda”, declaró la doctora durante la rueda de prensa.

Misma rueda de prensa que estuvo marcada por el homenaje a los fallecidos por Covid19, donde funcionarios de la salud realizaron la plantación de un arbusto en el frente del hospital en símbolo de los que perdieron la lucha contra el coronavirus.

Publicidad

Asimismo, la Dra. Schellman hizo un potente llamado a las autoridades, “como equipo de salud, nuestro primer llamado es a las autoridades, es necesario que para que las personas puedan realmente protegerse, tengan las herramientas de cómo hacerlo (…) no podemos pedirle a la ciudadanía que responda a la emergencia si por otra parte la ciudadanía no tiene la información suficientemente clara y tampoco tiene las herramientas para responder. No le podemos pedir a las personas que se queden en sus casas si no tienen con qué comer y en particular en nuestra ciudad sabemos todos que hay un nivel de vulnerabilidad social altísimo”, enfatizó la doctora.