Hospital Regional de Antofagasta refuerza atención prioritaria e integral a víctimas de violencia intrafamiliar y de género

Este protocolo ha permitido evitar la doble victimización, a través del levantamiento de una encuesta de valoración de riesgo y la hospitalización como medida de protección para personas víctimas de Violencia Intrafamiliar o Violencia de Género.

La creación y puesta en marcha desde hace más de dos años de un protocolo integral y prioritario de atención en el Hospital Regional de Antofagasta, ha permitido, entre otras cosas, evitar la doble victimización, a través del levantamiento de una encuesta de valoración de riesgo y la hospitalización como medida de protección para personas víctimas de Violencia Intrafamiliar o Violencia de Género.

Claudia Pizarro, enfermera de la Unidad de Urgencia, explicó que el proceso comenzó en 2019. “Durante 3 meses se hizo la observación dentro de la misma unidad de emergencia de qué es lo que pasaba con las víctimas de violencia intrafamiliar (VIF) o de algún otro tipo de violencia, al ver que desestimaban la denuncia empezamos a trabajar en eso como enfermeros de la unidad y el primer paso fue cambiar la categorización de todas estas pacientes”.

Trabajamos durante 6 meses con capacitaciones al mismo personal para generar el protocolo. Una vez que se generó, logramos que se categorizara a todas las/los pacientes víctimas de violencia como ESI 2, que es atención inmediata”. Eso significa que la víctima deberá ser atendida en no más de 10 minutos, explicó Pizarro.

Publicidad

Otra norma del protocolo indica que la atención médica debe durar 60 minutos como máximo, lo que considera evaluación clínica, levantar la denuncia por parte de carabineros y realizar la encuesta de valoración de riesgos. Tomar la denuncia en el mismo hospital, precisó la funcionaria de salud, es muy importante porque “antes se realizaba fuera del hospital, en la comisaría, y la víctima sufría victimización secundaria, que es recordar una vez más el evento”.

Pizarro agregó que “cuando se considera que la víctima tiene lesiones graves, se hospitaliza; y cuando se considera que su vida corre peligro, se deja hospitalizada también y se hacen las coordinaciones con Sernameg para poder buscar un cupo dentro de sus casas de acogida”.

Otro punto destacado por la enfermera es que en el nuevo protocolo de atención, la víctima no se va sola de la Unidad de Emergencia porque siempre debe haber un acompañante de confianza. Si bien la víctima entra con carabineros, sale con alguien que le dará apoyo emocional.

Finalmente la profesional destacó que también trabajan en conjunto con la atención primaria de salud para que la víctima quede inserta en un programa de protección.