“No más maternidad castigada”: Trabajadoras ganaron demanda contra la Municipalidad de Antofagasta por derechos laborales y maternales

La demanda inició en el año 2019, cuando las tres trabajadoras a honorario fueron afectadas por el cambio en la Ley de Cotizaciones, sin pago de licencias, pre y posnatal, fuero maternal entre otros derechos laborales discriminados por el municipio a cargo, en ese entonces, por Karen Rojo.

Esta fue la lucha de Claudia, Aynara y Mariana, tres mujeres que prestaban servicios de psicología y asistencia social a la Municipalidad de Antofagasta y al convertirse en madres en diversas situaciones, sufrieron la misma discriminación como trabajadoras a honorario, sin pago de licencias ni pre y posnatal, entre otras faltas a sus derechos laborales y maternales, lo que las unió para enfrentarse al municipio a través de una demanda que duró cerca de tres años.

Según relató una de las afectadas, Claudia Montoya, todo comenzó en 2019 cuando “Aynara estaba viviendo su posnatal, Mariana estaba empezando su prenatal y yo tenía seis meses de embarazo y en ese entonces empezamos a buscar respuesta de la municipalidad porque fue justo el cambio en la Ley de cotizaciones, entonces muchos trabajadores a honorario que nunca habían cotizado y que tenían enfermedades o alguna situación grave, quedaron sin amparo de la ley. Y nosotras como embarazadas también quedamos solas, la municipalidad no quiso hacerse cargo como otras que, por ejemplo, le dieron seis meses a sus trabajadores para regular sus cotizaciones y no quedaran sin el pago de ellas”, explicó.

Fue que así que buscaron apoyo en “los concejales y diferentes departamentos del municipio” pero la respuesta “siempre fue negativa”, por lo que las tres madres decidieron autodespedirse y tomar acciones legales contra la entidad comunal que en ese entonces estaba a cargo de Karen Rojo, quien en dos audiencias ganadas por las trabajadoras solicitó la anulación de estas para postergar el proceso. “Nos tocó toparnos con la pandemia y la revuelta -continuó Montoya-, entonces el juicio igual se fue atrasando, principalmente porque sus testigos (del municipio) no tenían tiempo, tenían que ejercer sus labores y justificaciones así”, agregando que, al pasar el tiempo, la municipalidad solicitaba la anulación de las audiencias.

Publicidad

Finalmente, el pasado viernes 12 de noviembre, a poco menos de tres años de esta lucha “nos avisaron que ya habíamos ganado todo”. Asegurando que el equipo municipal actual no solicitó la anulación, por lo que el juez dictaminó que “nosotras ganamos y la Municipalidad de Antofagasta tiene que reconocernos como trabajadores y, en efecto, hacer valer nuestros derechos laborales”, los cuales incluyen el pago de pre y posnatal y del fuero maternal, entre otros.

Además, Claudia manifestó la importancia de dejar “un precedente de que la Municipalidad de Antofagasta tiene una demanda por no respetar los derechos paternales y por haber castigado la maternidad en algún momento. Y que hay un gran problema con los trabajadores bajo el sistema de honorarios” como no tener contrato definido, lo que hace que “no se respeten las licencias médicas, que hayan atrasos en sus pagos, que se les vea como trabajadores normales siendo que no es así, siendo que uno le presta un servicio, y que tengan que marcar y tener un empleador igual, entonces son ciertas conductas muy de patrón de fundo que no deberían existir, concluyó.